Ir al Contenido

Implanon: ¿qué es y para qué sirve?

Implanon®, mejor conocido como Implanon NXT®, es un implante que funciona como anticonceptivo, viene precargado en un aplicador desechable.

Funciona para mujeres mayores de edad, entre los 18 y los 40 años de edad, es una pequeña varilla plástica, blanda y flexible de unos 4 cm de longitud y 2 mm de diámetro, se aplica debajo de la piel, en alguno de los dos brazos (el menos hábil).

Se le llega a nombrar chip anticonceptivo, aunque no es un chip como tal.

Contenidos


¿Cómo funciona?

El implante viene precargado con etonogestrel, una hormona sintética similar a la progesterona, está se libera prolongadamente en el flujo sanguíneo, las formas en que funciona son dos básicamente:

Impide la liberación de óvulos en los ovarios.

Produce cambios en el cérvix que dificultan la entrada de líquido seminal.

El resultado es la protección contra embarazos por un periodo aproximado de 3 años, sin la necesidad de utilizar anticonceptivos orales o de otra índole, su eficacia es del 99% si está bien insertado.

Precauciones generales:

Antes de insertar Implanon NXT® acude a tu médico y dile que quieres utilizarlo, él o ella te dirán si cumples el perfil para recibir el implante, generalmente no cumplen los requisitos los siguientes perfiles:

  • Si padeces o padeciste cáncer de mama.
  • Si padeces o padeciste alguna enfermedad del hígado, como hepatitis o cirrosis.
  • Si alguna vez has tenido trombosis (coágulo de la sangre).
  • Si tienes diabetes.
  • Si tienes sobrepeso u obesidad.
  • Si tienes epilepsia.
  • Si se te sube la presión.
  • Si has tenido manchas en la piel de color amarillento, en especial en la cara.
  • Eres menor a 18 años o mayor a 40.

Si padeces o has padecido uno o más de los padecimientos arriba descritos, es probable que no puedas utilizar el implante, aunque la decisión final será de tu médico.

Debes recordar que Implanon NXT® es un anticonceptivo para prevenir embarazos, no protege contra infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH.

Asegúrate de comprar el implante en lugares certificados, si lo vas a hacer por internet, observa que sean páginas de farmacéuticas.

Una vez que te indiquen que puedes utilizarlo, deberás hacerte una prueba de embarazo para demostrar que no estás embarazada, debes asegurarte de ir con alguien que sepa colocar el implante de manera correcta, pues de ello dependerá su eficacia.

El implante empezará a actuar inmediatamente, el efecto sobre la ovulación inicia el día siguiente a su implantación y durará alrededor de 3 años.

El médico te indicará si debes utilizar algún tiempo un anticonceptivo de respaldo, como condones, esto dependerá de varios factores, como si estabas utilizando otro tipo de anticonceptivo, o si se desvió del día recomendado para su implante, que es el primer día de tu periodo.

Te recomendamos que el médico sea un especialista de preferencia, como un(a) ginecólogo/a.

¿Qué efectos secundarios tiene?

El efecto más frecuente y notable es sobre la menstruación, esta generalmente se vuelve irregular, tiende a durar menos o más de lo habitual, puede haber mayor cantidad de sangre o menor, estos efectos se consideran relativamente normales, el patrón de sangrado durante los primeros 3 meses posterior a su implantación serán los que te acompañarán por el resto de la vida útil del implante.

Este efecto no significa que no funcione, si el sangrado es muy intenso acude inmediatamente al médico.

Movimiento del implante:

Otro efecto secundario recurrente es que el implante se mueva del lugar donde lo colocaron, esto se puede deber a que fue mal colocado de un inicio o a otros factores, como practicar deportes de contacto, cualquier alteración deberás informarla a tu médico, pues puede haberse roto, nulificando su eficacia.

Otros efectos secundarios que pueden ocurrir:

  • Infecciones vaginales con frecuencia.
  • Sensibilidad en las mamas.
  • Dolor abdominal.
  • Infecciones en vías urinarias.
  • Trastornos emocionales, como depresión o ansiedad.
  • Dismenorrea.
  • Aumento o disminución de apetito.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Reacciones alérgicas, en especial en el lugar de la colocación.

Si presentas estos síntomas u otros, infórmale al profesional de la salud que te está tratando para ver si es necesario retirar el implante.

¿Cómo se retira el implante?

Te realizan una pequeña incisión, no más de 3 mm y lo extraen con pinzas quirúrgicas, se puede administrar anestesia local.

¿Qué precio tiene Implanon®?

El precio promedio es de $5,000.00 pesos mexicanos, contiene aplicador.

¿Dónde se puede comprar Implanon®?

En farmacias especializadas y algunos sitios de internet como farmalisto.com.mx (verifica disponibilidad)