Saltar a Contenido

Hipotiroidismo: ¿Qué es y cómo se trata?

El hipotiroidismo es una afección que se caracteriza por una reducción en la actividad de la glándula tiroides. Esta glándula es la encargada de producir varias hormonas (hormonas tiroideas), la cual es ayuda a controlar el uso de energía en el cuerpo, lo cual se llama metabolismo; así como el crecimiento.

En el cerebro, la glándula pituitaria y el hipotálamo son las que mandan señales a la glándula tiroides para segregar más hormonas tiroideas. Es cuando ésta última no puede cumplir con su trabajo, que se presenta el hipotiroidismo.

Se sabe que las mujeres son más propensas a sufrir este padecimiento, siendo 10 veces más vulnerables que los hombres.

Durante las primeras etapas, el hipotiroidismo puede pasar desapercibido e ir acumulando una serie de afectaciones que pueden volverse graves en el paciente.

Contenidos


Causas del hipotiroidismo

Existen diferentes causas por las cuales la glándula tiroides puede no estar funcionando correctamente:

Tiroiditis: Es cuando se inflama la glándula tiroides.

Enfermedad autoinmune: Es cuando el sistema inmunológico ataca a la glándula tiroides. Se llama enfermedad de Hashimoto.

Hipotiroidismo congénito: Es cuando se presenta esta alteración en el momento del nacimiento.

Extirpación de la glándula tiroides: Esto lleva a una producción insuficiente de las hormonas necesarias para el metabolismo.

Medicamentos: Ciertos fármacos presentan como efecto secundario el hipotiroidismo.

Radiación: Si un paciente sufre de cáncer y se somete a radiación en la cabeza o el cuello, puede dañar la glándula tiroides.

Deficiencia de yodo: El yodo es esencial para que se puedan producir las hormonas tiroides, por lo que una persona sin la suficiente cantidad de yodo puede tener problemas de hipotiroidismo.

Daño a la hipófisis o pituitaria: Como se ha comentado, estos elementos localizados en el cerebro mandan las señales correctas a la glándula tiroides, si se dañan, pueden provocar hipo o hipertiroidismo.

Además de estas causas primarias, existen factores de riesgo que se deben considerar para que una persona desarrolle esta enfermedad:

  • Ser mujer.
  • Tener más de 55 años.
  • Tener antecedentes de enfermedades en la tiroides.
  • Haber tenido una cirugía en la tiroides.
  • Estar embarazada o haber dado a luz hace poco.
  • Tener una enfermedad autoinmune.

Síntomas de hipotiroidismo

Como se ha comentado, los signos iniciales de hipotiroidismo pueden pasar desapercibidos, debido a que son sutiles y pueden confundirse con males regulares del día a día, como el cansancio o el aumento de peso.

Sin embargo, hay que tener claros los siguientes síntomas y saber identificar si hay algo mal en el cuerpo:

  • Fatiga.
  • Estreñimiento.
  • Piel seca.
  • Aumento de sensibilidad al frío.
  • Aumento de peso.
  • Ronquera.
  • Debilidad muscular.
  • Dolores y senilidad muscular.
  • Hinchazón en cara.
  • Cabello que se vuelve más delgado.
  • Depresión.
  • Ritmo cardiaco lento.
  • Nivel de colesterol elevado.
  • Periodos menstruales irregulares o más intensos.
  • Problemas de memoria.
  • Glándula tiroides agrandada.

Diagnóstico y tratamiento

Para poder determinar si una persona presenta problemas en la glándula tiroides se realiza una prueba de sangre en busca de la hormona THS y tiroxina. Asimismo, se realizan pruebas para corroborar los niveles de colesterol en sangre y de enzimas hepáticas.

También se puede realizar una ecografía para revisar el estado de la glándula tiroides.

Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento consiste en le reposición de las hormonas, lo cual se consigue tomando fármacos que realizan ese trabajo, la levotiroxina es una de las opciones más recurrentes.

La persona que inicia con un tratamiento con este u otro medicamento, es probable que lo siga por el resto de su vida. Si lo hace correctamente, no existen limitantes en el estilo de vida.

¿Qué pasa si no me trato el hipotiroidismo?

En dado caso de que una persona no recurra a las instancias adecuadas para tratar su problema, puede generar lo siguiente:

  • Daños a los nervios periféricos, con lo cual puede aparecer dolor, entumecimiento y hormigueo en diferentes partes del cuerpo.
  • Problemas del corazón debido a la acumulación de colesterol en la sangre.
  • Mixedema, el cual es una manifestación grave del hipotiroidismo. Puede provocar somnolencia y el coma.
  • Puede producir un bocio, que es un cuando la glándula se agranda y aparece una bola en el cuello que puede dificultar respirar o comer.
  • Puede afectar a la infertilidad.