fbpx Saltar al contenido

¡Obtén 100 mxn de regalo! Da click aquí

Fentolamina: ¿Qué es y para qué sirve?

Fentolamina: ¿Qué es y para qué sirve?
* Precio exclusivo de tienda en línea.
* Producto sujeto a disponibilidad.
* Envios exprés a todo México.
Ver oferta

La fentolamina es un fármaco indicado para la prevención o el control de las crisis hipertensivas (alta presión sanguínea), especialmente por feocromocitoma.

La fentolamina se puede utilizar para tratar los daños en los tejidos que ocurren cuando ciertos medicamentos intravenosos se derraman accidentalmente de las venas a los tejidos.

¿Cuál es el nombre comercial de la Fentolamina?

Fentolamina puede encontrarse bajo el nombre de Regitine.

¿Cuánto tarda en hacer efecto la Fentolamina?

Su efecto es rápido: 15-20 minutos por vía intramuscular, inmediato por vía intravenosa y de corta duración, cerca de 30 minutos.


¿Cómo administrar Fentolamina?

La fentolamina debe inyectarse por vía intravenosa para mayor eficiencia. Es importante que la fentolamina se administre bajo la supervisión de un médico.

Fentolamina en feocromocitoma

  • En adultos se recomienda aplicar 5 mg –dosis única–, vía intravenosa o muscular.
  • En niños se recomienda 0.05-0.1 mg/kg dosis única (máx. 5 mg), vía intravenosa o muscular.

Fentolamina en crisis hipertensiva

  • En adultos se recomienda de 5-20 mg (infusión de 15-20 min.) repitiendo dosis cada 2-4 horas si es necesario; o en perfusión continúa IV de 2.5-15 mcg/kg/min.
  • En niños se recomienda aplicar 0.05-0.1 mg/kg/dosis repetible cada 5 min. hasta control de TA (máx. 5 mg/dosis) y luego si es necesario cada 4 horas; o perfusión continúa por via inatrevenosa de 2.5-15 mcg/kg/min.

¿Qué precio tiene la Fentolamina?

El precio de la Fentolamina va de los 1,400 pesos a los 1,500 pesos.

¿Dónde comprar Fentolamina?

Actualmente este medicamento no se encuentra disponible en México.

Medicamentos relacionados

Si estás en busca de otros medicamentos para el manejo de las emergencias hipertensivas, te recomendamos revisar las opciones como nifedipino o furosemida.

Antes de administrar estos, u otros medicamentos, es importante consultar con un médico las dosis y el tratamiento, ya que él puede ajustar las cantidades de acuerdo con cada padecimiento. No arriesgue su vida, no se auto medique.

Efectos secundarios