Ir al Contenido

¿Cómo dejar de fumar?

¿Cómo dejar de fumar?

La adicción al cigarro es una de las más fuertes y difíciles de dejar. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que cada año 8 millones de personas mueren como mínimo por el consumo de tabaco y varios millones más padecen cáncer de pulmón, tuberculosis o enfermedades respiratorias graves.

Asimismo, un fumador también afecta a las personas que lo rodean, ya que el humo de tabaco es capaz de incidir de la misma manera a quien lo inhala constantemente.

Por lo anterior, dejar de fumar es una necesidad de primer orden para poder establecer una esperanza y calidad de vida mejor para el adicto y su círculo social.

Al iniciar un proceso de desintoxicación, aparecerán síntomas de abstinencia que hacen que muchos deserten de su propósito, sin embargo, tener en mente los beneficios que traerá dejar el tabaco, puede motivar el avance del proceso. Entre los síntomas que aparecen en una persona con abstinencia, son:

  • Depresión.
  • Somnolencia o insomnio.
  • Irritabilidad, mal humor.
  • Deseos intensos de fumar.
  • Dolor de cabeza.
  • Ansiedad, tensión, falta de concentración.
  • Aumento de apetito, aumento de peso.

Beneficios de dejar de fumar

Tener en mente todo lo que se puede ganar al momento de dejar por completo el consumo del tabaco, es un importante estímulo para aquél que lo desea. Entre los beneficios de dejar de fumar, están:

Salud

  • El riesgo de desarrollar cáncer disminuirá considerablemente.
  • Disminuirá el riesgo de tener infartos, enfermedades cardiacas, accidentes cardiovasculares, cataratas, etcétera.
  • Respiración mejor y menos tos.
  • Piel más saludable.
  • Dientes y uñas libres de manchas.
  • Menos riesgo de tener gripe y recuperación más rápida.
  • Disminución de la presión arterial.

Estilo de vida

  • No exponer al círculo cercano de familiares y amigos al humo del tabaco.
  • Mejora el sentido del gusto (la comida sabe mejor).
  • Ahorro de dinero.
  • Espacios y objetos libres de olor a tabaco.
  • Oportunidad de iniciar un pasatiempo.

Las ventajas sociales y personales de dejar de fumar no se limitan a las mencionadas, son extensas y cada persona será capaz de valorar todo lo que ofrecer estar libre de esta adicción.

Consejos para dejar de fumar

Abandonar el tabaco resulta muy difícil para la mayoría de las personas. La nicotina es una sustancia sumamente adictiva y al dejar de consumirla, el cuerpo y la mente del adicto entra en una fase de abstinencia que desequilibra toda su existencia. Sin embargo, muchas personas han sido capaces de superar está dependencia y no fumar nunca más

Hay que tener presente que la sustancia no es el único elemento que se tiene que dejar, en un adicto, el tabaco se vuelve un estilo de vida, por lo que sus actividades, relaciones y sentimientos giran alrededor de los cigarrillos. Aprender a ejercer rutinas donde el humo ya no esté presente será igual de difícil que no llevarse un cigarro a la boca.

Por lo anterior, estas son algunas recomendaciones que puede seguir todo aquel que quiera dejar de fumar:

  • Fijar una fecha para dejarlo por completo. Antes de que llegue el día puede disminuir su consumo.
  • Cambiar las actividades que se relacionan con el tabaco. Por ejemplo, tomar café, alcohol, al terminar una tarea importante, después de comer. Se pueden reemplazar todas esas actividades para eliminar esa asociación.
  • Frecuentar lugares públicos que no permitan fumar: bibliotecas, museos, iglesias, teatros, centros comerciales, etcétera.
  • Si existe la ansiedad de tener algo en la boca, poner popotes, palillos de dientes, chicles sin azúcar, paletas de dulce, etcétera.
  • Hacer ejercicio de manera rutinaria hará que se sobrelleve mejor el estrés que causa no fumar.
  • Buscar un pasatiempo que mantenga ocupada la mente.
  • Ser consciente de los beneficios que acarrea dejar el tabaco y repetirlos constantemente.
  • En momentos de crisis, buscar apoyo en familiares, amigos o grupos especializados.
  • Se puede optar por complementar con medicamentos que disminuyen el ansia por el tabaco.

Es importante recordar que existen recaídas en la mayoría de las personas, una recaída no significa el fracaso total para dejar el tabaco, sólo hay que seguir intentando.

Tratamientos para dejar de fumar

Actualmente, existen varias alternativas a las que puede recurrir una persona que quiere dejar de fumar. Entre las más destacadas, están:

Dejar de fumar abruptamente: Son pocos, pero existen personas que pueden dejar la adicción al tabaco de manera repentina.

Terapia conductual: Son sesiones en las cuales, de manera conjunta con medicamentos o por sí solas, se logra reconocer las situaciones de riesgo que incitan a fumar. En las terapias conductuales se aprenden estrategias y se adquieren herramientas para no depender del cigarro a la vez que se establecen metas a mediano y largo plazo.

Sustitutos de nicotina:

Son productos que liberan pequeñas dosis de nicotina y ayudan al paciente a desintoxicarse. Se pueden encontrar en diferentes presentaciones. 

  • Parches de nicotina: Estos parches se fijan a la piel y librean pequeñas cantidades de nicotina a lo largo del día. Son más efectivos para dejar de fumar si se combinan con terapia conductual.
  • Chicle de nicotina: Es un chicle (textura y forma) que contiene nicotina y que se mastica para liberar pequeñas dosis de la sustancia. Este método resulta más efectivo para abandonar el tabaco si se combina con terapia conductual.
  • Pastillas de nicotina: Similares a las pastillas para la garganta. Éstas contienen una pequeña cantidad de nicotina que calma la ansiedad y ayuda en el proceso de abandono de la sustancia.
  • Spray nasal de nicotina: Con él, se puede inhalar una pequeña dosis de nicotina. Su efecto es casi inmediato y calma la ansiedad.

Fármacos: Existen alternativas desde el punto farmacológico para dar tratamiento y eliminar la adicción al tabaco. Se puede nombrar la Vareniclina y el Bupropión.

Medicamentos para dejar de fumar

Desde hace años, en el mercado existen opciones farmacológicas que ayudan al proceso de abandono del tabaco. Entre las principales se pueden encontrar:

Champix

Su sustancia activa es la Vareniclina, está elaborada por laboratorios Pfizer y es está indicada para dejar de fumar. Su tratamiento dura 12 semanas y junto a ella, debe existir el firme deseo del paciente de dejar de fumar y apoyo en forma de terapias.

Niquitin

Son parches transdérmicos, comprimidos y chicles que se conocen como sustitutos de nicotina. Todos ellos proporcionan una liberación rápida y controlada de pequeñas dosis de nicotina. Son usados para calmar la ansiedad de quien está en proceso de desintoxicación de tabaco.

Bupropión

Es un antidepresivo que ha demostrado eficacia para regular la ansiedad y la abstinencia de las personas en proceso de abandono del cigarro.