Ir al Contenido

Carbacol: ¿Qué es y para qué sirve?

Carbacol: ¿Qué es y para qué sirve?

El carbacol, conocido como carbamilcolina, es un fármaco que se usa en el tratamiento del glaucoma o durante las operaciones quirúrgicas. El carbacol es conocido como un potente agente parasimpáticomimetico con doble acción farmacológica.

¿Cuál es el nombre comercial de Carbacol?

El carbacol puede ser encontrado bajo el nombre comercial de Isopto Carbachol.

¿Cuál es el precio de Carbacol?

Al no estar disponible en el mercado mexicano, no se tiene un precio especifico para este medicamento. Sin embargo, algunos medicamentos que sirve como tratamiento del glaucoma o durante las operaciones quirúrgicas tiene un precio que va de los 800 a los 1,100 pesos mexicanos.


¿Qué medicamento es bueno para el glaucoma?

Si estás en busca de otros medicamentos para el tratamiento del glaucoma, te recomendamos revisar las opciones como Lumigan (bimatoprost), Travatan Z (travoprost) y Zioptan (tafluprost), lo cuales también funcionan aumentando el flujo de salida de líquido del ojo.

Antes de administrar estos, u otros medicamentos, es importante consultar con un médico las dosis y el tratamiento, ya que él puede ajustar las cantidades de acuerdo con cada padecimiento. No arriesgue su vida, no se auto medique.

¿Cómo administrar el Carbacol?

El Carbacol suele ser aplicado dentro del ojo durante una cirugía. Regularmente el personal médico administra la dosis necesaria. Es importante que se utilice el Carbacol sólo bajo supervisión médica.

Efectos secundarios del Carbacol

Al tener un tratamiento con Carbacol posiblemente se tengan algunas reacciones secundarias como:

  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Enrojecimiento
  • Visión borrosa
  • Sudoración

Contraindicaciones

Es importante tener en cuenta que administrar Carbacol está contraindicado en pacientes con las siguientes características:

  • Dificultar para orinar.
  • Enfermedad cardiaca.
  • Enfermedad pulmonar o respiratoria, como Asma.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Problemas estomacales o intestinales.
  • Enfermedad tiroidea.
  • Reacción alérgica o inusual al carbacol.
  • Durante el embarazado y lactancia.