Ir al Contenido

Cáncer testicular: ¿Qué es y cómo tratarlo?

Es importante darse cuenta de que con el diagnóstico oportuno, cáncer testicular es altamente tratable y curable por lo general. La siguiente información se ocupa de las preguntas más comunes acerca de los tumores testiculares y sirve como un suplemento a la discusión que tiene con su médico.

¿Qué es el cáncer testicular?

El cáncer testicular es un crecimiento anormal, rápido e invasivo de células maligna (cancerosas) en los testículos (glándulas del sexo masculino adyacentes al pene).

¿Cuáles son las causas de cáncer testicular

La causas exacta del cáncer testicular no se conoce, pero hay factores los cuales pueden aumentar el riesgo, los cuales estos incluyen el testículo no descendido (criptorquidia), desarrollo testicular anormal, Síndrome de Klinefelter (trastorno cromosómico sexual que se caracteriza por bajos niveles hormonales en los hombres, infertilidad, desarrollo de mama, y testículos pequeños), y historia previa de cáncer testicular.

¿Cuáles son los síntomas de un tumor testicular?

  • Crecimiento testicular
  • Masa indolora
  • Cambio en la forma en que se siente o palpa el testículo.
  • Inflamación en el testículo.
  • Dolor sordo en la espalda o en el bajo abdomen (hipogastrio).
  • Ginecomastia (desarrollo excesivo de tejido mamario en el hombre), esto también puede ocurrir normalmente en hombres adolescentes, en el cual no es síntoma de cáncer testicular.
  • Ocasionalmente, los síntomas iniciales están relacionados con la extensión del cáncer a otras partes del cuerpo, como los pulmones, abdomen, pelvis cerebro.

Nota: Pueden no haber síntomas.


¿Cuáles son los tipos de cáncer testicular?

Los tumores testiculares se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Seminomas: equivalen al 30-40% de los tumores testiculares. Se observan en hombres entre 30 y 40 años. Se localizan en los testículos, aunque en un 25% de los casos ya se han extendido a los ganglios linfáticos.
  • No seminomas: equivalen al 60% de los tumores testiculares. La subcategoría de estos tumores se enlistan abajo. Los tumores no seminomas contienen a menudo mas de un estirpe celular:
    • Carcinoma embrional (20% de los tumores testiculares), ocurre en los 20 – 30 años de edad, y es altamente maligno- Crece rápido y se extiende hacia pulmones e hígado. Tumores del saco de Yolk o tumor de saco endodérmico (60% tumores testiculares en niños jóvenes)
    • Teratoma(7% tumores testiculares en hombres adultos y 40% en niños jóvenes)
    • Coriocarcinoma (raros)

    Los tumores de células estromales son un tipo de tumor que es de células de Leydig (células secretoras de testosterona), Células de Sertoli (células donde el espermatozoide madura) y células de granulosa. Estos tumores equivalen el 3 – 4 ‰ de los tumores testiculares, sin embargo equivalen el 20‰ de los tumores testiculares en los niños. Estos tumores secretan una hormona, estradiol, que causa uno de los síntomas de cáncer testicular, ginecomastia (aumento mamario en hombres).

    ¿Como se diagnostica el cáncer testicular?

    El urólogo debe realizar:

    • Exploración física, en donde palpara una masa, no dolorosa, con aumento de tamaño.
    • Ultrasonido, un procedimiento radiológico simple no invasivo, para confirmar cualquier masa sospechosa.
    • Marcadores tumorales (alfa – feto proteína, Gonadotropina coriónica humana fracción beta, deshidrogenasa láctica).
    • Placa de tórax para buscar metástasis a pulmones.
    • Tomografía abdominal para metástasis.

    Aproximadamente el 85% de los tumores no seminomatosos tendrán elevación de la alfa – feto proteína o de la fracción beta de la gonadotropina coriónica humana. Los Seminomas tendrán elevación solo en fracción beta de la gonadotropina coriónica humana o de la deshidrogenasa láctica. Estos estudios también pueden ser utilizados para monitorear la respuesta al tratamiento.

    ¿Cómo se tratan los tumores testiculares?

    El tratamiento depende del tipo de tumor, del estadio del tumor y de la extensión de la enfermedad. La mayoría del los pacientes pueden ser curados.

    Los tumores testiculares son tratados inicialmente mediante la extirpación quirúrgica del testículo a través de una pequeña incisión inguinal. En algunos casos, una prótesis testicular puede insertarse en el momento para efecto cosmético.

    Una vez que se diagnostica cáncer, el primer paso es determinar la estirpe celular. Esta determinación es mediante el examen microscópico. Las células pueden ser seminomas o no – seminomas.

    Si ambos tipos de células de seminoma y no – seminoma son encontrados en un tumor, el tumor se trata como no – seminomatoso.

    El siguiente paso es determinar la extensión tumoral, llamado “estadio” clínico.

    • Estadio 1: El cáncer se encuentra sólo en el testículo.
    • Estadio 2: El cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos en el abdomen.
    • Estadio 3: El cáncer se ha propagado más allá de los ganglios linfáticos en el abdomen. Es posible que haya cáncer en algunas partes del cuerpo lejos de los testículos, como los pulmones y el hígado.

    El tratamiento subsecuente dependerá del tumor, ya que los tumores testiculares se clasifican por su estirpe celular, lo que determina a la vez cómo se comportan biológicamente y como responden terapéuticamente. La estirpe celular más común es el Seminoma, un tumor sensible a radioterapia y quimioterapia. La radioterapia es comúnmente utilizada para tratar los seminomas de estadio bajo.

    Todos los demás estirpes celulares se llaman tumores no seminomatosos. Las opciones de tratamiento para los tumores no seminomatosos incluyen la observación, la cirugía o la quimioterapia, dependiendo de la estirpe celular y del grado de propagación.

    Su urólogo utilizará una variedad de herramientas de imágenes – por ejemplo, radiografías de tórax y tomografía computarizada, junto con los marcadores tumorales en sangre, para estatificar o evaluar el tratamiento para el cáncer.

    Los pacientes con cáncer testicular más avanzado o tumores más agresivos pueden requerir la extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos en el abdomen en la zona detrás peritoneo para evaluar hasta dónde el cáncer se ha propagado. Si la enfermedad está muy avanzada, el paciente puede ser puesto en quimioterapia como tratamiento primario.

    Muy a menudo los especialistas prescriben un coctel de medicamentos o una combinación de dos o tres agentes, como el cisplatino, etopósido y bleomicina, que se administrarán en tres o cuatro semanas de tres ciclos. A veces la extirpación quirúrgica de tumores residuales puede ser necesaria tras la finalización de la quimioterapia.

    ¿Qué se puede esperar después del tratamiento para los tumores testiculares?

    La extirpación de un testículo no debe perjudicar a un paciente en la potencia sexual o, en general, en su fertilidad. Ellos pueden experimentar una breve disminución en la producción de esperma, pero el resto de la glándula debe producir cantidades adecuadas de testosterona.

    Después de la cirugía para remover los ganglios linfáticos, algunos pacientes pueden ver afectada la capacidad para eyacular, aunque este problema es poco frecuente hoy en día debido a las técnicas protectoras de los nervios. Además, hay algunos medicamentos disponibles para ayudar a revertir los problemas de eyaculación. La mayoría de los pacientes son capaces de tener una erección normal después de la cirugía.

    Sin embargo, debido a que la eyaculación puede verse perjudicada con la cirugía y por que la quimioterapia puede reducir la cuenta espermática (por lo general, sólo temporalmente), los pacientes tal vez deseen congelar espermatozoides en el banco de esperma antes de los tratamientos. Una vez que un paciente ha tenido un tumor testicular, va a tener un seguimiento de por lo menos cinco años periódicamente con rayos X, tomografía computarizada y análisis de sangre para marcadores tumorales.

    Además, desde que está en mayor riesgo (aproximadamente el 2%) de desarrollar un segundo tumor, es importante que continúe con la auto-exploración testicular mensual.

    La exploración se realiza mejor después de un baño calido o ducha cuando la piel del escroto está relajada.

    Preguntas Frecuentes

    ¿Qué tan comunes son los tumores testiculares?

    Los tumores de testículo son muy poco frecuentes. Aproximadamente tres de cada 100,000 hombres desarrollan tumores de testículo cada año.

    Pero mientras que los números son bajos, el cáncer testicular es la neoplasia más común en los hombres, las edades de 20 a 34. El Tour de Francia campeón, el ciclista Lance Armstrong, tuvo cáncer testicular.

    ¿Hay factores de riesgo para cáncer de testículo?

    El único factor de riesgo asociado con los tumores de testículo es una historia de un testículo no descendido (criptorquidia), un testículo que no ha descendido de la cavidad abdominal (donde se forma en el desarrollo fetal) hacia abajo dentro del escroto por nacimiento.

    De 5 a 10‰ de los pacientes que tuvieron un testículo no descendido corregido mediante cirugía, pueden desarrollar cáncer testicular. El auto – examen es particularmente importante para estos hombres ya que un tumor puede ocurrir en uno u otro testículo.

    ¿Cuál es la tasa de curación de los tumores testiculares?

    La buena noticia para los pacientes con cáncer testicular es que una estrategia eficaz el empleo de cirugía, quimioterapia o terapia de radiación (ya sea solos o en combinación) ha creado las tasas de curación cercana al 100 por ciento para la etapa de baja o principios de la enfermedad, y más del 85 por ciento de los tumores más avanzados.

    ¿Qué debo hacer para realizar un examen testicular?

    La auto – exploración testicular mensual es el medio más importante para detectar un tumor antes de tiempo. Ésta se realiza mejor después de un baño cálido o ducha cuando la piel del escroto está relajada.

    Usted debe mirar por si hubiera cambios en la apariencia y, a continuación, examinar cuidadosamente cada testículo rodando entre los dedos y los pulgares de ambas manos para comprobar si hay masas.

    Si bien muchas masas son benignas, un alto porcentaje de masas testiculares son cancerosos.

    Es fundamental para cumplir con un urólogo para obtener un diagnóstico preciso.