fbpx Saltar al contenido
Compra fácil y seguro
Farmacia Prixz
Descarga

¡Obtén 100 de regalo + ENVÍO GRATIS! Da click aquí

Cáncer de próstata: ¿Qué es y cómo tratarlo?

* Precio exclusivo de tienda en línea.
* Producto sujeto a disponibilidad.
* Envios exprés a todo México.
Ver oferta

¿Qué es la próstata?

La glándula prostática es parte del sistema reproductivo del hombre. Es semejante en cuanto a tamaño y forma a una nuez de castilla y pesa aproximadamente 20 gramos. Como se ve en el diagrama, la próstata se localiza debajo de la vejiga, frente al recto. La próstata rodea a la uretra, la cual se encuentre a lo largo del pene y se encarga de vaciar la orina de la vejiga. La principal función de la próstata es la de producir líquido seminal.

¿Qué es el cáncer de próstata?

Hay muchos tipos de cánceres factibles de desarrollarse en el cuerpo.

De hecho, el cáncer es una enfermedad que afecta las células del organismo haciendo que se reproduzcan de forma desorganizada y/o acelerada.

El cáncer de próstata es una enfermedad que afecta a las células de la próstata. Normalmente, las células crecen y se dividen de forma organizada. Esta es la forma en que el cuerpo crece y se mantiene sano. En ocasiones, el proceso normal de crecimiento celular puede fallar. Si las células continúan dividiéndose cuando no lo deberían hacer, pueden formar un tumor. El cáncer de próstata se localiza en un inicio confinado a la próstata, pero de continuar creciendo, puede llegar a otras partes del cuerpo.


Cáncer de próstata: Los hechos

El cáncer de próstata es una de las formas más comunes de cáncer en el hombre. Es la segunda causa de muerte por cáncer en el varón en Estados Unidos y México. Sin embargo, por el tipo de crecimiento lento que caracteriza a éste tumor, la mayoría de los pacientes con cáncer de próstata no mueren a causa de ésta enfermedad.

 

    • El grado de crecimiento puede variar

Los estudios han demostrado que el crecimiento tumoral en el cáncer de próstata es diferente de persona a persona. Aunque en la mayoría de los pacientes el crecimiento es muy lento a lo largo de varios años, hay pacientes en quienes el crecimiento es más rápido.

    • La mayoría de los casos de cáncer de próstata son confinados a la próstata al momento del diagnóstico

(Es decir, el crecimiento tumoral no ha avanzado más allá de la próstata). Con el suficiente tiempo y sin el tratamiento adecuado, algunos de éstos progresarán a invadir otros órganos fuera de la próstata.

    • El cáncer localizado de próstata generalmente no causa molestias o síntomas

En términos generales, el cáncer de próstata que se encuentra confinado a la glándula, no causa síntomas. Esta es la razón más importante por la que la detección oportuna es muy importante.

    • Cuando el cáncer se disemina más allá de la próstata, se vuelve más difícil de tratar, y el riesgo de muerte por cáncer aumenta

Es importante diagnosticar los tumores de próstata en una etapa temprana para poder tratarlos antes de que el cáncer se disemine. Aunque todos los casos de cáncer de próstata potencialmente son una amenaza a la vida, en la mayoría de los casos la enfermedad puede curarse.

Una vez diagnosticado el cáncer de próstata, hay diferentes opciones que se pueden ofrecer para su tratamiento. Cada uno posee riesgos y beneficios particulares. Esta información tiene dos objetivos primordiales. Por un lado, abordar el tema de la detección oportuna y los métodos diagnósticos, y por otro lado las opciones terapéuticas del cáncer de próstata. El objetivo final es el de poder brindarle el apoyo y la orientación necesaria para poder tomar la decisión que mejor se ajuste a sus necesidades.

Cáncer de próstata: Las herramientas utilizadas para una detección oportuna

El objetivo de la detección oportuna es encontrar la enfermedad en sus etapas iniciales cuando la mayoría de los tratamientos son más efectivos. Hay dos pruebas mundialmente utilizadas para lograr esto:

  • Antígeno Prostático Específico (APE): Esta prueba se realiza mediante la obtención de una muestra de sangre. El APE es una proteína que normalmente se encuentra en la sangre en niveles muy bajos. La elevación de ésta puede ser un dato de cáncer de próstata.
  • Tacto Rectal (TR): El TR consiste en la palpación de la próstata mediante la introducción del dedo enguantado y lubricado a través del recto. Las características que su médico obtenga de su próstata al tacto son datos importantes para descartar la presencia de cáncer de próstata. Esta es una prueba segura y simple que resulta únicamente algo molesta.

El método más exacto para la detección del cáncer de próstata es mediante la realización de ambas pruebas, tanto el APE como el TR. Mientras el APE detecta la mayoría de los tumores agresivos, hay tumores que no elevan el antígeno, y su detección recae en el tacto rectal. Por lo tanto, el uso de las dos pruebas es lo que nos brindará mayor información.

¿Quién se encuentra en riesgo de tener cáncer de próstata?

La Asociación Americana de Urología establece que deberá realizarse pruebas periódicas para descartar cáncer de próstata en todo paciente masculino que tenga una expectativa de vida mayor a 10 años y que tengan:

  • Arriba de 50 años de edad.
  • Arriba de 40 años de edad y algún antecedente de cáncer de próstata en su familia directa (padre, tíos, hermanos).

Además, hay una serie de síntomas que pueden indicar la presencia de cáncer de próstata. Aunque éstos generalmente pueden ser producidos por causas no-cancerosas, es importante acudir a revisión si se presenta alguno de los siguientes:

  • Dificultad para orinar
  • Ir con frecuencia a orinar durante el día o la noche.
  • Dolor a nivel pélvico
  • Pérdida de peso
  • Dolor lumbar
  • Presencia de sangre en el semen (hematospermia)

¿Debe ser estudiado en busca de cáncer de próstata?

El estudiarse en busca de cáncer de próstata es una decisión que deberá ser tomada tanto por usted como por un médico calificado. Debe estar enterado tanto de las ventajas como de las desventajas de la detección oportuna y el tratamiento.

A continuación se menciona información adicional de la que debe estar enterado:

  • Personas con una expectativa de vida menor a 10 años tienen poco beneficio a la realización de una detección y tratamiento oportunos.
  • El tratamiento del cáncer de próstata conlleva un cierto riesgo de impotencia (imposibilidad para lograr una erección) y de incontinencia (no poder controlar el flujo de orina).
  • Hay estudios que demuestran el beneficio de detectar oportunamente el cáncer de próstata con la finalidad de iniciar un tratamiento de forma temprana. Sin embargo, aún hay controversia en cuanto a la realización de estudios de detección oportuna.

Usted y su médico deben decidir en conjunto si usted es un buen candidato para ser estudiado en busca de cáncer de próstata. La Asociación Americana de Urología sugiere la monitorización de los niveles de APE y el TR como parte de su chequeo periódico nos brinda suficiente información para realizar un diagnóstico oportuno, detectar problemas, e iniciar tratamiento temprano antes de que el cáncer se disemine y se vuelva incurable.

¿Cómo realizará mi médico el diagnósito de cáncer de próstata?

El riesgo de presentar cáncer de próstata depende de su edad y de su nivel de APE. Como regla, el antígeno prostático normal debe estar por debajo de 4.0 ng/ml. Sin embargo, cerca de 20% de las personas que tienen cáncer de próstata tienen un antígeno menor a 4.0 ng/ml. Es importante realizar estudios una vez que el antígeno se encuentra por arriba de 4.0 ng/ml o bien si el tacto rectal resulta anormal.

La forma en que se realiza el diagnóstico de cáncer de próstata es mediante la realización de biopsias transrectales de próstata. Una biopsia es un procedimiento en el que se obtiene un pequeño fragmento de tejido para su análisis por un patólogo.

¿Cuándo se necesita realizar una biopsia de próstata?

Aunque la elevación del antígeno prostático o un tacto rectal anormal pueden sugerir la presencia de cáncer de próstata, la única forma para confirmar el diagnóstico es mediante la realización de una biopsia prostática. Algunos de los parámetros que utilizamos para decidir la realización de una biopsia son los siguientes:

  • El APE se encuentra por arriba de las cifras estipuladas de acuerdo a la edad, y no hay razón para su elevación (i.e. infección, prostatitis, procedimiento urológico reciente)
  • El APE se ha incrementado significativamente de una toma a la siguiente
  • El tacto rectal es anormal.

La toma de biopsias es un procedimiento mínimamente invasivo.

El procedimiento consiste en obtener una pequeña cantidad de tejido de la próstata mediante la introducción de una aguja especial a través del recto. Un transductor de ultrasonido se utiliza para guiar la aguja. Por lo general, éste procedimiento se realiza de forma ambulatoria y únicamente con anestesia local.

Después de obtener el tejido de la próstata, es enviada a un patólogo para ser analizada baje el microscopio. Si se llegara a encontrar un tumor, el patólogo le asignará un “grado”, el cual es una calificación que indica qué tan factible es que un tumor crezca y se disemine. Una vez que se diagnostique la presencia de cáncer, es importante que discutamos las opciones terapéuticas que más se ajusten a sus características y necesidades.

¿Qué debo esperar después de las biopsias?

Después de las biopsias, puede haber ciertos efectos como infecciones o sangrado por el recto o la orina. Las complicaciones serias son raras. La sangre en las evacuaciones y en la orina generalmente desaparece después de algunos días, mientras que la sangre en el semen llega a tardar en desaparecer algunas semanas. En el momento en que le indiquemos la realización de las biopsias, se le dará la información pertinente en cuanto a los antibióticos y los cuidados para éste procedimiento.

Es importante que se nos informe si usted toma aspirina, medicamentos para la artritis o algún otro medicamento que evite la coagulación. Nosotros, en conjunto con el médico que le haya recetado dicho medicamento, decidiremos si es conveniente suspenderlo antes de las biopsias. No suspenda ningún medicamento si no es por indicación nuestra. También es importante mencionar si tiene alguna prótesis en cualquier parte del cuerpo (válvula cardiaca, prótesis de cadera, etc.), ya que es posible que requiera de un manejo antibiótico especial.

Enfrentándose al cáncer de próstata: ¿Qué debo hacer si me diagnostican cáncer?

Si usted se ha diagnosticado con la presencia de cáncer de próstata, hay una serie de estudios que debemos llevar a cabo para determinar si el tumor se ha diseminado. Esta información se conoce como “estadiaje”. Las pruebas se solicitarán de acuerdo a su antígeno y a las características que el patólogo nos reporte en su biopsia:

  • Tomografía Axial Computarizada (TAC)
  • Resonancia Magnética Nuclear (RMN)
  • Gamagrama renal

Debido a que la decisión que tomemos en relación al tratamiento depende del estadio que se le asigne, es muy importante conocer lo más posible acerca de su enfermedad.

Tratamiento del cáncer de próstata

En la actualidad existen varias opciones terapéuticas para el manejo del cáncer de próstata, incluyendo manejo “expectante”, cirugía, radioterapia y hormonoterapia. En algunos casos, puede llegarse a necesitar más de una forma de tratamiento. El objetivo es platicar con usted para decidir el mejor método que se ajuste a su caso y sus necesidades.

    • Vigilar el tumor. También llamado Manejo Expectante, puede ser una opción en pacientes con tumores de lento crecimiento que se diagnostican en etapas muy tempranos. Básicamente se decide no iniciar tratamiento alguno, realizando un seguimiento muy estrecho que determinen el grado de crecimiento tumoral. Los estudios nos dirán si es que requiere y el momento de iniciar un tratamiento activo.
      Ventaja: Este tratamiento tiene poco impacto en calidad de vida y no tiene efectos secundarios.
      Desventaja: Siempre existe el riesgo de que el tumor progrese y se vuelva incurable.
    • Cirugía: Se le llama Prostatectomía Radical al procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo eliminar la totalidad de la glándula prostática y el tejido circundante.
      Se realiza bajo anestesia general y se recomienda si el tumor se encuentra localizado a la próstata, es decir, cuando se encuentra en etapas tempranas. Una vez retirada la próstata es analizada por un patólogo. Si el tumor realmente se encontraba localizado a la próstata y éste fue retirado en su totalidad, el riesgo de muerte por cáncer de próstata es muy bajo. Sin embargo, si hay evidencia de que algo del tumor se dejó atrás, es posible que se inicie algún tratamiento adicional.
      Ventaja: Se retira la totalidad de la próstata, incluyendo las células cancerígenas en su interior. La información que el patólogo nos brinda es muy importante para saber si se retiró todo el tejido maligno, o bien poder planear nuevos tratamientos.
      Desventaja: La desventaja es el riesgo de complicaciones como impotencia e incontinencia. Asimismo, no hay forma de saber si se logrará retirar la totalidad del tumor.
    • Radioterapia: La radioterapia tiene el objetivo de destruir las células enfocadas por el radioterapeuta. Se puede utilizar ya sea en lugar de la cirugía, o bien después de ésta, para destruir las células que pudieran haber quedado. Hay dos formas de radioterapia:
      • Radioterapia Externa: Trata a la próstata con un haz de radiación cuidadosamente enfocado a la próstata. En términos generales es bien tolerado por los pacientes, y sus efectos secundarios varían e incluyen inflamación del recto y la vejiga así como impotencia. En la mayoría de los casos los efectos secundarios son leves a moderados. No se requiere de hospitalización y usted recibe el tratamiento una vez al día, 5 días a la semana, por 6 a 8 semanas.
      • Braquiterapia: Es la colocación de “semillas” radioactivas en el interior de la próstata. Este procedimiento se realiza con anestesia general aunque puede realizarse de forma ambulatoria.

Ventaja: No se requiere de hospitalización. Son raros los efectos secundarios serios.
Desventaja: Debido a que se deja la próstata en su sitio, hay la posibilidad de que algunas células cancerígenas permanezcan en el cuerpo. Algunos pacientes pueden desarrollar impotencia. A diferencia de la cirugía, no se conoce con exactitud el estadío de la enfermedad por no poder analizar la próstata para obtener esa información.

  • Terapia Hormonal: El cáncer de próstata depende de las hormonas masculinas, como la testosterona. Privar a la próstata de éstas hormonas puede retrasar o detener su crecimiento. La terapia hormonal se usa primordialmente para detener o hacer más lenta la diseminación del cáncer. No es una terapia curativa del cáncer.
    Hay 2 formas de Terapia Hormonal. Una consiste en retirar quirúrgicamente los testículos (orquiectomía). La otra alternativa consiste en la inyección de un medicamento (Análogo de la Hormona Liberadora de la Hormona Luteinizante, o Análogo LHRH) cada 30 ó 120 días con o sin la toma de un medicamento (antiandrógeno) diario.
    Ventaja: Este abordaje se usa para el control del cáncer de próstata que se ha diseminado a otra parte del cuerpo.
    Desventaja: Los efectos secundarios incluyen bochornos, impotencia, disminución del deseo sexual, dolor a nivel de los pechos así como dolor óseo.

Seguimiento y cuidados posteriores

Una vez que usted haya recibido algún tratamiento para el cáncer de próstata, es importante que lleve a cabo un seguimiento regular en busca de enfermedad recurrente. Nosotros sugeriremos los intervalos de sus citas para su seguimiento. Por lo general éstas son cada 6 meses, y en donde practicaremos un APE y un TR.

Los cambios en el APE que estaremos vigilando y que posiblemente nos inciten a realizar algún otro procedimiento son los siguientes:

  • El nivel del APE deberá disminuir y permanecer indetectable después de la prostatectomía radical. Un nivel mayor o bien en aumento después de la cirugía generalmente indica que quedaron células cancerígenas y la enfermedad ha recurrido.
  • El nivel del APE deberá disminuir y permanecer en niveles bajos después de la radioterapia. Un APE que incremente con el tiempo generalmente se asocia a recurrencia.
  • El patrón de incremento del APE después de un tratamiento curativo puede sugerir la presencia de recurrencia local o a distancia.

La lucha en contra del cáncer es un reto singular, por lo que es importante que sienta que tiene el adecuado apoyo, información y consejos. No tome decisiones precipitadas. Platique con nosotros y asegúrese de que tenga todas sus dudas resueltas y ha entendido las respuestas. Nosotros le apoyaremos y le ayudaremos a tomar la mejor decisión, brindándole en el camino información y un equipo de trabajo entrenado y al nivel de sus necesidades.