Ir al Contenido

Cáncer de páncreas: ¿Qué es y qué lo causa?

Cáncer de páncreas: ¿Qué es y qué lo causa?

Cuando se habla de cáncer de páncreas, se habla de un crecimiento anómalo de células en esa zona. El páncreas está localizado detrás del estómago y delante de la columna. Él es el encargado de generar los jugos que descomponen la comida y produce la insulina, la sustancia que nivela la glucosa en el organismo.

¿Cuáles son las causas del cáncer de páncreas?

Hasta la fecha, no existen factores específicos para el desarrollo del cáncer de páncreas. Sin embargo, se pueden determinar algunos desencadenantes comunes en otros cánceres y con ello establecer medidas de prevención.

Revisa cuáles son las causas por las que puedes desarrollar este padecimiento.

Tabaquismo

Un fumador tiene mayor probabilidad de desarrollar cáncer de páncreas que alguien que no fuma. Esta incidencia se nota no sólo en este tipo de cáncer, sino en muchos más. Ser fumador pasivo o ingerir productos de tabaco sin humo, también son un factor de riesgo importante.

Diabetes

Las personas que padecen de diabetes mellitus tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. En particular, se ha observado que el grupo de riesgo está en el tipo 2. Aún se desconocen los agentes que propician tal relación, pero es un factor para considerar.

Sobrepeso u obesidad

Tener un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30 puede aumentar las posibilidades de desarrollar cáncer de páncreas. Acumular grasa alrededor de la cintura puede ser de mayor riesgo que padecer obesidad general.

Mutaciones genéticas hereditarias

Existen ciertos cambios o mutaciones genéticas que pueden ser transmitidas a los hijos. Estas mutaciones pueden ser desencadenantes para el desarrollo de cierto tipo de padecimientos, entre ellos, cáncer de páncreas.

Entre algunos cambios genéticos que han sido localizados son:

Síndrome de neoplasia endocrina múltiple de tipo 1: Trastorno que afecta las glándulas endocrinas y causa tumores en las glándulas paratiroideas, hipófisis y páncreas. También se le llama síndrome de NEM1.

Cáncer de colon sin poliposis hereditario: También llamado síndrome de Lynch. Quienes lo padecen tienen mayor probabilidad de desarrollar cáncer colorrectal.

Síndrome de Von Hippel-Lindau: Trastorno que hace crecer tumores y quistes en ciertas partes del cuerpo, como el encéfalo, la médula espinal, los ojos, el oído interno, las glándulas suprarrenales, el páncreas, el riñón y el aparato reproductor. En esta enfermedad hay una mutación del gen VHL.

Síndrome de Peutz-Jeghers: En esta mutación se forman pólipos en el intestino y aparecen manchas oscuras en la boca y los dedos.

Síndrome de cáncer de mama y ovario hereditario: En este síndrome las mutaciones existen en los genes BRCA1 o BRCA2. Existe mayor incidencia para desarrollar cáncer de mama, ovarios y de otros tipos, como: páncreas, próstata y melanoma.

Pancreatitis

Tener o haber sufrido de una inflamación crónica del páncreas, también aumenta el riesgo de tener este padecimiento. El páncreas puede inflamarse por el abuso de alcohol o por tabaquismo.

Aspectos naturales

Aquí podemos englobar la raza, la edad o los antecedentes familiares. En las personas de raza negra se ha visto un riesgo ligeramente más alto. En personas después de 50 años, el desarrollo de cáncer es más probable y si se tienen antecedentes de cánceres, se debe estar alerta.

Síntomas del cáncer de páncreas

Por lo general, los síntomas de este tipo de páncreas se presentan cuando la enfermedad ya está avanzada, por lo cual, cuando por fin se diagnostica, hace muy difícil su control y erradicación.

Entre las señales más comunes que una persona puede visibilizar, son:

  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Color amarillo en la piel y en la parte blanca de los ojos.
  • Dolor abdominal que se extiende hacia la espalda.
  • Orina de color obscuro.
  • Heces de color claro.
  • Picazón en la piel.
  • Coágulos sanguíneos.
  • Diagnostico reciente de diabetes o diabetes existente que se vuelve más difícil de controlar.

Tipos de cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas se clasifica de acuerdo con su lugar de origen dentro del órgano, estos pueden ser exocrino o endocrinos.

Tumor exocrino: Es el tipo más común de cáncer y cuando se detecta suele estar ya estar en estado avanzado. De manera común, estos tumores se forman en los conductos del páncreas y se denominan adenocarcinomas ductales.

Tumor endocrino o neuroendocrino: Tipo de tumor menos frecuente. Puede funcionar o no, cuando lo hace secreta hormonas. Dependiendo el tipo de hormona que genere, se le otorga un nombre: glucagonoma, gastrinoma, somatostatinoma, PPomas, VIPomas o insulinoma.

Diagnóstico y Tratamiento del cáncer de páncreas

Cuando una persona presenta los síntomas característicos del cáncer de páncreas, es necesario determinar si se trata de esta enfermedad o alguna otra.  Para ello, se utilizan los siguientes métodos:

Examen físico: El médico revisará de manera física el cuerpo del paciente para localizar masas o anormalidades.

Pruebas de biomarcadores: Los biomarcadores son sustancias que reaccionan a ciertos elemementos que componen un elemento o químico. Se puede tomar un tejido, orina o sangre para estudiar los antígenos del cáncer o carcinoembrionario, CA 19-19 y ACE, respectivamente.

Estudios de sangre: Estudio de la sangre para medir los niveles normales de sustancias para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Resonancia Magnética: Por medio de un imán y ondas de radio se consigue una imagen del interior del cuerpo para poder estudiarlo.

Biopsia: Corte del tejido que se cree infectado para su estudio.

Otras: Laparoscopia, Colangiografía transhepática percutánea (CTP), Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), Ecografía endoscópica (EE), Ecografía abdominal, Tomografía por emisión de positrones (TEP).

Una vez que una persona ha sido diagnostica con cáncer de páncreas, existen diferentes tratamientos para intentar erradicar la enfermedad o frenar su diseminación.

  • Quimioterapia
  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Terapia de quimioradiación
  • Terapia dirigida

Para conocer a profundidad en qué consiste cada una de ellas, habla con tú médico especialista. Él puede estar al tanto de los nuevos métodos y avances.

Esperanza de vida en el cáncer de páncreas

La tasa de supervivencia en cáncer de páncreas se estudia con la capacidad de no morir en un periodo de 5 años. Hay que entender que este periodo es una base de medición, por lo cual, los pacientes pueden vivir más o menos de ese tiempo.

Su capacidad de supervivencia está íntimamente relacionada por cómo esté distribuido en cáncer: localizado, regional o distante. Estas distribuciones hacen referencia hasta dónde se ha extendido el cáncer.

Hasta hace algunos años el porcentaje de tasa de supervivencia se mostraba así: Localizado-34%, Regional-12% y Distante-3%.

¿Cómo prevenir el cáncer de páncreas?

Aun cuando no se tienen conocimientos certeros sobre cómo prevenir el desarrollo del cáncer de páncreas, se pueden realizar diferentes acciones que ayudan a mantener saludable al cuerpo. Se puede optar por mantener un estilo de vida que aumente las defensas.

Dejar de fumar: Como se ha comentado, el cigarro es sumamente nocivo para la salud y desarrolla una lista enfermedades agresivas. Dejar de fumar si lo haces o no iniciar si no lo has hecho, reducirá el riesgo de forma significativa.

Dieta saludable: Empezar a comer de forma adecuada hará que te sientas mejor y evitará que se desarrollen enfermedades. Las frutas y verduras deben estar siempre presentes en el día a día.

Tener un peso adecuado: Tener la meta de tener un IMC correcto, hará que tengas menos posibilidades de desarrollar cualquier tipo de cáncer, además de que te evitará problemas cardiacos o de diabetes.