Ir al Contenido

Cáncer de mama: ¿Qué es y cómo se previene?

Cáncer de mama: ¿Qué es y cómo se previene?

El cáncer de mama es el crecimiento sin control de las células mamarias. Esta producción sin control genera tumores en el cuerpo. Existen los tumores benignos y malignos. Los primeros no representan riesgos para la salud, mientras que los segundos pueden crecer e invadir otros tejidos y órganos y poner en riesgo la vida.

El cáncer de mama es aquél que se origina en las células de los lobulillos (donde se produce la leche) o en los conductos (las vías que transportan la leche hasta el pezón).

Existen 4 fases o estadios que representan el grado de agresividad y propagación que tiene el tumor.

¿Qué provoca el cáncer de mama?

Centrar el origen de este padecimiento en una sola causa sería inexacto. A lo largo de los años, las investigaciones han podido esclarecer algunos de los factores que provocan el cáncer en esta zona. Revisa con detenimiento cómo podrías caer más fácil en las manos del cáncer de mama.

Ser mujer

El factor más importante para contraer cáncer de mama es ser mujer, debido a que es la naturaleza de lo senos es inmadura hasta que terminan su primer embarazo. Esta volatilidad hormonal hace que se vea más expuesta a comparación de los varones.

Herencia

Ciertos biomarcadores (sustancias para detectar el nivel de enfermedad o salud de una persona) han establecido que este padecimiento puede ser heredado de padres a hijos. Las principales mutaciones se sitúan en los genes BRCA1 y BRCA2. Además, los biomarcadores también señalan que alteraciones en HER2, Ki-67 y p16, pueden desencadenar el inicio de la enfermedad.

Alcohol

El alcohol aumenta el riesgo de originar cáncer de mama ya que puede incrementar los niveles de estrógeno y dañar el ADN de las células. Según datos de Breastcancer.org, las mujeres que suelen tomar alcohol con regularidad tienen un riesgo de 15% mayor a aquellas que no lo hacen.

El sobrepeso

Las mujeres obesas o con sobrepeso corren mayor riesgo de desarrollar cáncer de seno. Esto es debido a que la grasa suele producir estrógeno, la hormona que está vinculada a esta enfermedad.

Por lo anterior, mejorar la alimentación y hacer ejercicio debe ser tarea fundamental si se desea evitar padecer esta afectación.

Edad

Bajo la tendencia natural, entre más viejos, somos más propensos a adquirir más enfermedades. El cáncer de mama se ha documentado con mayor incidencia en mujeres mayores de años.

Historial de menstruación

Las mujeres que tienen su periodo antes de los 12 años al igual que aquellas que atraviesan su menopausia después de los 55 años, tiene un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esto debido a la exposición de las hormonas de estrógeno y progesterona.

El embarazo después de tiempo

El embarazo protege a la mujer de desarrollar cáncer de mama; esto debido primeramente a que los senos sólo terminan de desarrollarse cuando se consuma una etapa de gestación, En segunda instancia, durante el embarazo no hay ciclos menstruales, por lo que la carga hormonal sobre las mamas se ve disminuida.

Si una mujer nunca pudo terminar un embarazo o lo consigue después de los 30 años, tiene mayor riesgo de padecer este cáncer que aquellas mujeres que gestaron más jóvenes.

Antecedentes personales

Al haber tenido cáncer de mama, las posibilidades de que vuelva a aparecer es 3 o 4 veces mayor que en aquellas que nunca se les ha diagnosticado. Puede desarrollarse en el otro seno o una parte distinta de la mama.

Síntomas del cáncer de mama

Si bien es difícil determinar de manera temprana este padecimiento, existen manifestaciones a las que la mujer debe estar atenta, ya que, aunque sutiles, marcan un cambio en el organismo

Al realizar autoexámenes de forma rutinaria, se pueden encontrar los siguientes indicios que pueden apuntar a un cáncer de mama:

  • Bulto o protuberancia en la mama o la axila que tiene una textura distinta al demás tejido mamario. Tiene bordes irregulares y por lo general no duele.
  • Cambio en la forma, tamaño y forma del seno.
  • Cambio en la piel que está en el seno: enrojecimiento, agujeros, grietas.
  • Descamación de la piel del seno.
  • Líquido que sale del pezón, éste puede contener sangre o ser de color amarillo o blanco como pus.
  • Hundimiento del pezón.

Debes tener en cuenta que encontrar un bulto en el seno no determina de inmediato la existencia de cáncer, puedes padecer quistes o alguna enfermedad fibroquística. Revisa bien tus mamas y conócelas para evitar sorpresas en el futuro

¿Cuáles son los tipos del cáncer de mama?

El cáncer de mama se puede presentar en una variedad de tipos. Revisa cuáles son los principales:

Carcinoma in situ

Tipo de cáncer no invasivo más común que inicia dentro de los conductos lácteos. La palabra carcinoma hace referencia al cáncer que se origina en los tejidos o la piel que cubren los órganos internos. Este cáncer es no invasivo, por lo que no se extiende a otros tejidos mamarios cercanos.

Carcinoma ductal invasivo

Se estima que el 80% de las mujeres que padecen de cáncer de mama es de este tipo. Cuando se desarrolla, este cáncer invade los tejidos mamarios que lo rodean. Si avanza, puede avanzar hasta los ganglios linfáticos y otras áreas del cuerpo.

Carcinoma lobular invasivo

Es otro tipo de cáncer común. En él, el cáncer invade los tejidos mamarios cercanos y que se origina en los lobulillos o tubos productores de leche.

Pocos comunes

Además de los anteirores, también existen otros pocos comunes:

  • Cáncer de mama masculino
  • Carcinoma medular de la mama
  • Carcinoma mucinoso de la mama
  • Carcinoma papilar de la mama
  • Carcinoma cribiforme de la mama
  • Cáncer de mama inflamatorio
  • Carcinoma lobular in situ
  • Enfermedad de Paget en el pezón
  • Tumores filoides de la mama
  • Cáncer de mama recurrente y metastásico

¿Cuál es el tipo de cáncer de mama más peligroso?

Los tumores llamados triple negativo son los más agresivos. En ellos, el crecimiento del tumor no está sujeto a la producción de las hormonas de estrógeno o progesterona, ni de los receptores HER2; esto limita de forma severa el cómo atacarlo, ya que apenas la ciencia está ideando nuevas maneras de combatirlo.

Diagnóstico y Tratamiento del cáncer de mama

Para llegar a la conclusión de que una mujer padece de cáncer de seno, el médico debe practicar una serie de procedimientos.

  • Un examen físico que incluye ambas mamas, las axilas, la zona del cuello y del tórax.
  • Resonancia magnética de las mamas para identificar mejor la presencia de un bulto.
  • Ecografía para saber si el bulto es sólido o contiene líquido.
  • Biopsia de la mama para tomar una muestra del bulto.
  • Mamografía, la cual es una radiografía que muestra el estado de las mamas.

Respecto a los tratamientos, estos dependerán del tipo cáncer que se tenga y el grado en el que se esté. Los grados o fases pueden ser del 0 al IV, siendo este último el más grave. Se pueden emplear:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Terapia hormonal
  • Terapia biológica

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

Como vimos en los factores de riesgo, hay muchas causas que no pueden ser controladas por las mujeres. Sin embargo, dentro de lo posible, se pueden realizar las siguientes acciones:

  • Reducir el consumo de alcohol a lo mínimo.
  • Realizar ejercicio por lo menos 30 minutos al día.
  • Disminuir el consumo de azúcar.
  • Llevar una alimentación equilibrada.
  • Realizar autoexploraciones mamarias mensuales a partir de los 20 años.
  • Realizarse mastografías anuales desde los 34 años si existe historial familiar de cáncer de mama; y si no, desde los 40 años.