fbpx Saltar al contenido

Ashwagandha: ¿Qué es y para qué sirve?

La Ashwagandha es una planta de la tradición india, también conocida como Withania Somnífera, que puede suponer una ayuda natural a una amplia variedad de personas afectadas por problemas emocionales, psicológicos, metabólicos y fisiológicos.

Se ha popularizado porque sus propiedades son muy beneficiosas para el organismo logrando reducir el estrés, evitar la anemia y tener una mayor cantidad de energía.

Algunas de las condiciones para las que se usa incluyen insomnio, envejecimiento, ansiedad y muchas otras, sin embargo, no existe una buena evidencia científica que respalde la mayoría de estos usos. 

Qué es:La Ashwagandha es una planta de la tradición india, que se ha popularizado por sus propiedades benéficas para el organismo.
Para qué sirve:Para reducir el estrés, evitar el insomnio, anemia y tener una mayor cantidad de energía.
Cómo se utiliza:Usada en dosis de hasta 1000 mg al día, durante un máximo de 12 semanas.
Precio:$475.00 MXN

Contenidos


¿Dónde comprar Ashwagandha y cuánto cuesta?

Si desea comprar Ashwagandha, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.

Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de Ashwagandha, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.

No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

La Ashwagandha cuesta aproximadamente 475 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

Propiedades de la Ashwagandha

La Ashwagandha destaca por las siguientes propiedades:

  • Ideal para tener más vitalidad: Es perfecto para tener más energía y combatir la fatiga
  • Ayuda a dormir mejor: La Ashwagandha es un muy recomendada para conseguir evitar el insomnio
  • Aumenta la masa muscular: Contribuye a nutrir y mejorar la composición muscular de forma interna
  • Reduce el azúcar en la sangre: Ayuda a reducir los niveles de azúcar tanto en personas con diabetes, como en personas sanas
  • Mejora la salud cardíaca: Es bueno para el corazón, ya que reduce el riesgo a padecer colesterol LDL y triglicéridos
  • Mejora las funciones cerebrales: El consumo de esta planta también puede contribuir a mejorar funciones como la memoria; además, tiene propiedades antioxidantes
  • Combate el estrés: Es ideal para reducir el estrés, ya que ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona que, popularmente, se conoce como “la hormona del estrés” y que causa dichos efectos
  • Acción antiinflamatoria: También resulta ideal para reducir la inflamación que podamos tener en el cuerpo, también tiene propiedades analgésicas que evitarán la aparición de dolor o molestias en el cuerpo

¿Cuáles son sus principales beneficios?

La Ashwagandha se caracteriza por sus propiedades como planta adaptógena:

  • Es un apoyo en periodos de tensión nerviosa o, por el contrario, puede ayudar a sentirse más energético
  • Ayuda al organismo en situaciones de estrés, es decir, contribuye a la relajación óptima, al equilibrio emocional y ayuda al bienestar físico y mental
  • Se puede utilizar para apoyar la función sexual masculina y ayudar a la fertilidad, ya que ayuda a mantener la movilidad y el conteo de los espermatozoides
  • Representa beneficios en el corazón y en el sistema cardiovascular, y ayuda a mantener la salud del sistema respiratorio

Dosis y vía de administración

Vía de administración: Oral.

Tomar 2 a 6 cápsulas al día, la Ashwagandha ha sido utilizada con mayor frecuencia por adultos en dosis de hasta 1000 mg al día, durante un máximo de 12 semanas.

Contraindicaciones y advertencias

El uso de la Ashwagandha está contraindicada en: 

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia
  • Personas con úlceras estomacales o intestinales
  • Jóvenes menores de edad y adultos mayores de 65 años
  • Personas que padezcan afecciones gastrointestinales o anorexia
  • Personas con alergias a algunos de los componentes de la Ashwagandha

Al tratarse de un producto natural es muy importante seguir las indicaciones del tratamiento, ya que cualquier variación es responsabilidad de la persona que la consume.

Advertencias:

  • No ingerir si esta se encuentra en mal estado o ya está caducada
  • Se debe conservar en un envase cerrado dentro de un lugar seco y fresco
  • Puede causar alergias en aquellas personas que sean sensibles a sus componentes

Ashwagandha y Alcohol

Al tomar Ashwagandha deberá evitarse el consumo alcohol, ya que éste puede provocar vómitos, náuseas, vértigo o desmayos.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más recurrentes de la Ashwagandha son: 

  • Vómitos y diarreas
  • Mareos y dolores de cabeza
  • Fatiga y cansancio extremo
  • Efecto laxante y aumento en la producción de gases

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.

No olvides que ningún producto es milagroso, aliméntate de forma balanceada y realiza por lo menos 30 minutos de ejercicio al día.