fbpx Saltar al contenido

Vasectomía: ¿Qué es y cuáles son los beneficios?

La Vasectomía es un procedimiento quirúrgico menor diseñado para interrumpir el sistema de transporte del semen entre el testículo y el pene.

¿Cómo se realiza la vasectomía?

En términos generales, la vasectomía es un procedimiento ambulatorio que se realiza en quirófano. Se puede realizar con anestesia local o bien con sedación, lo cual se indica por la ansiedad del paciente o si se desea realizar algún otro procedimiento.

¿Qué es la vasectomía sin bisturí?

Esta consiste en realizar un pequeño orificio en la piel del escroto con un instrumento especial a través del cual se traccionan ligeramente ambos conductos deferentes. Una vez exteriorizados se secciona se retira un segmento de cada conducto, para posteriormente cauterizarlo y ligarlo. Generalmente se deja un punto en el escroto el cual es absorbible y desaparecerá a las 2 ó 3 semanas de la cirugía.

¿Qué debe esperar después de una vasectomía?

Puede reiniciarse la actividad sexual a los 2 ó 3 días de realizada la vasectomía, dependiendo de la sintomatología. Es importante que sepa que la vasectomía no tiene un efecto anticonceptivo inmediato. Los espermatozoides que permanecen en el conducto deferente se eliminarán en un promedio de 3 meses (ó 20 eyaculaciones), por lo que es necesario realizar una espermatobioscopía directa en éste tiempo para demostrar la ausencia de espermatozoides en el semen. Mientras tanto, es necesario seguir utilizando algún método anticonceptivo.

Los días siguientes a la vasectomía, es normal la presencia de dolor en el abdomen bajo, semejante al dolor producido por un golpe en los testículos.

¿Existe algún riesgo asociado a la vasectomía?

En el periodo postoperatorio inmediato, el riesgo es básicamente el de sangrado. Esto lo notará por un aumento importante en el tamaño del escroto, así como un cambio de coloración en la piel del mismo (“moretón”). Si hubiera la presencia de fiebre, coloración rojiza en la piel, o incremento en el dolor, se debe descartar una infección. Esto se diferencia del proceso de recuperación normal en que el dolor es generalmente leve y controlable con analgésico, y la zona inflamada o morada no deberá exceder los 3 cm de diámetro.


En algunas ocasiones, puede aparecer un “granuloma” en el conducto deferente; esto es una zona dura a nivel de cada uno de los conductos deferentes, que puede ser sensible o ligeramente dolorosa a la palpación y que se debe a la cicatrización de cada conducto. Esto no requiere mayor manejo y generalmente desaparece con el tiempo.

Recientemente se ha hablado de la posibilidad de que una vasectomía puede condicionar otras enfermedades en el hombre. Sin embargo, no hay evidencia de que ésta sea una causa de problemas cardiacos, cáncer de próstata, cáncer de testículo u otro problema de salud.

Preguntas frecuentes

¿Mi pareja se puede dar cuenta si yo me realicé la vasectomía?

No hay diferencia significativa en el volumen de la eyaculación después de la vasectomía. Esto se debe a que los espermatozoides contribuyen en un 2% al volumen total del eyaculado. Ocasionalmente su pareja podrá sentir el sitio de vasectomía, principalmente si desarrolla un granuloma.

¿Se alterará mi orgasmo después de la vasectomía?

La vasectomía no afecta ni la eyaculación y al orgasmo. La única excepción a esto e la presencia de dolor importante durante la actividad sexual.

¿Corro el riesgo de tener impotencia (disfunción eréctil) después de una vasectomía?

La vasectomía NO causa impotencia.

¿Puede fallar una vasectomía?

La mejor forma de saber que una vasectomía ha sido exitosa es mediante la realización de una espermatobioscopía antes de suspender cualquier forma anticonceptiva. Una vez demostrado esto, existe una muy baja posibilidad de recanalización del deferente, lo que significa que el semen de uno de los conductos deferentes ligados logra llegar al otro extremo. Sin embargo, el riesgo de que esto suceda es mínimo.

¿Le puede suceder algo a mis testículos?

Si no hay la presencia de sangrado (hematoma) o lesión del cordón espermático (vasos sanguíneos al testículo), no hay posibilidad de que se vea afectado el testículo.

¿Puedo tener hijos después de mi vasectomía?

Si. Sin embargo, esto requiere de un procedimiento adicional. El conducto deferente seccionado puede reconectarse mediante microcirugía (en un procedimiento llamado vasectomía reversa, o vaso-vasostomía). De no ser posible, se puede obtener espermatozoides del testículo o epidídimo para realizar una fertilización in vitro. Este procedimiento es costoso y no siempre exitoso.