Saltar al contenido

Guía para hacerte un pedicure en casa

Una de las formas más reconfortantes para sentirte bien y olvidarte de la rutina es invertir tiempo en ti. Por eso el cuidado personal es muy importante para salir de la rutina ya que nos ayuda a sentirnos bien no solo con nuestro físico, sino también con nuestro espíritu.

Consentir a nuestros pies es una de las cosas que nos ayudarán a relajarnos además de mantener la higiene y suavidad de esta parte del cuerpo. Tal vez no tengas la posibilidad económica o el tiempo suficiente para ir a un salón de belleza, pero no te preocupes, aquí te decimos cómo puedes hacerlo tú misma desde la comodidad de tu hogar.

¿Qué necesito para hacer un pedicure en casa?

El primer paso es que destines un lugar de tu casa para hacerlo donde puedas acomodar todo lo necesario y te sientas cómoda. Las herramientas que necesitarás serán las siguientes:


  • Algodón
  • Cortauñas
  • Lima de uñas
  • Piedra pómez
  • Exfoliante
  • Loción hidratante
  • Jabón para pies o jabón líquido
  • Aceite para cutículas
  • Empujador de cutícula
  • Una toalla
  • Removedor de esmalte
  • Esmalte

¿Cómo hacer pedicure en casa?

 Cuando ya tengas todo lo necesario y estés lista en el espacio que harás el pedicure, es momento de empezar con este relajante procedimiento.

Retira el esmalte previo

Si acostumbras a pintarte las uñas de los pies, el primer paso será retirar el esmalte que tenías con ayuda de un algodón y el removedor. 

Remoja y limpia tus pies

Sumerge tus pies en agua caliente durante aproximadamente 15 minutos o hasta que el agua comience a enfriarse. Ahí mismo comienza a lavarlos con el jabón. Esto te ayudará a suavizarlos y retirar todas las células muertas para facilitar los siguientes pasos. Cuando termines retíralos del agua y sécalos muy bien sin dejar ningún residuo de humedad.

Exfolia

Existen exfoliantes para los pies que puedes conseguir en cualquier tienda departamental pero si no tienes en casa o no quieres gastar, la piedra pómez es ideal para hacerlo. Frota tus talones, los lados laterales y si tienes callosidad ayúdate de la piedra también para retirarla. Con esto los dejarás más suaves y de forma opcional puedes aplicar un exfoliante extra para dar un masaje.

Arregla tus cutículas

Coloca un poco de aceite para cutícula y comienza a empujar hacia arriba con el empujador de cutícula. Hazlo con mucho cuidado y no presiones demasiado, si no tienes experiencia no la cortes porque puedes lastimarte.

Arregla tus uñas

Ahora sí es momento de cortar tus uñas. Hazlo con mucho cuidado y no las cortes demasiado porque pueden enterrarse. En las zonas más pequeñas mejor utiliza una lima para rebajarlas.

Hidrata

Aplica crema hidratante en toda la superficie de tus pies, sobre las uñas y en medio de los dedos. Da un suave masaje para relajarlos y que le crema absorba mejor.

Esmalte

Si deseas, puedes aplicar esmalte sobre tus uñas para darle un toque final a tu pedicure. Puedes hacerlo separando los dedos con las manos o también existen unas gomas especiales para hacerlo y que no rocen entre sí las uñas.

Con estos sencillos pasos puedes hacer tu propio spa en casa para hacerte un pedicure. ¡Tus pies lucirán suaves, limpios y sanos!