Ir al Contenido

Bazedoxifeno y Estrógenos equinos conjugados: ¿Qué es y para qué sirve?

Bazedoxifeno y Estrógenos equinos conjugados: ¿Qué es y para qué sirve?

El Bazedoxifeno y los estrógenos equinos conjugados es un medicamento de terapia hormonal sustitutiva (THS) que ayuda a aliviar los síntomas que aparecen tras la menopausia. Este medicamento es útil ya que equilibra los niveles de estrógenos en el cuerpo.

La falta de esta hormona (estrógeno), es la causante de problemas como sofocos u osteoporosis.

De manera general, este medicamento es prescrito para:

  • Tratamiento de síntomas moderados a severos de atrofia vulvar y vaginal, asociada con la menopausia.
  • Tratamiento para síntomas vasomotores moderados a severos asociados con la menopausia.
  • Prevención de osteoporosis posmenopáusica.

Es importante señalar que esta combinación se emplea en mujeres que todavía tienen útero.


¿Cómo tomar Bazedoxifeno y estrógenos equinos conjugados?

La administración es vía oral.

Se puede tomar en cualquier momento del día y no afecta si se hace o no con alimentos.

La dosis sugerida y recomendada es de 1 cápsula de 20 mg/0.450 mg al día.

Si el paciente así lo requiere, se puede subir la dosis, previa instrucción del médico.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Bazedoxifeno y estrógenos equinos conjugados?

Si necesitas adquirir este medicamento, lo puedes hallar sin complicaciones en la mayoría de farmacias físicas y en línea del país.

Duavive

Caja con 28 tabletas de 20/0.450 mg, su precio ronda entre los 1,280 y 1,330 pesos mexicanos.

Premarin

Caja con 42 tabletas de 0.625mg, su precio ronda entre los 960 y 1,150 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir este fármaco en farmacias Prixz, Smartclub, San Pablo, Farmalisto, Benavides, Del Ahorro, entre otras.

¿Bazedoxifeno y Estrógenos equinos conjugados engorda?

Una de los temores que pueden tener muchas mujeres en la etapa de la menopausia es la del control de su peso. Los cambios hormonales son un factor que influye directamente en ello y al hacerles frente con una terapia hormonal como lo es con este medicamento, debes saber que existe la posibilidad de subir o bajar de peso.

Lo anterior está detallado dentro de las reacciones adversas de la toma de estrógenos conjugados, por lo cual, si no deseas tener cambios bruscos en tu peso, debes seguir un régimen alimenticio sano y hacer ejercicio de manera constante.

Consideraciones antes de tomar Bazedoxifeno y Estrógenos equinos conjugados

Antes de iniciar un tratamiento con este medicamento, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.
  • Cáncer de mama o sospecha de tenerlo.
  • Sangrado vaginal de causa desconocida.
  • Engrosamiento excesivo de la mucosa de útero sin tratamiento.
  • Historial de trombosis en piernas, pulmones u ojos.
  • Alteración en la coagulación de la sangre.
  • Alteraciones del hígado.
  • Embarazo o edad fértil.
  • Enfermedad Porfiria.
  • No tomar progestágenos, otros estrógenos ni moduladores selectivos de los receptores estrogénicos (SERM).

Precauciones

  • Leiomioma (fibroides uterinos) o endometriosis.
  • Factores de riesgo para trastornos tromboembólicos (ver más adelante).
  • Factores de riesgo para tumores vinculados a los estrógenos, por ejemplo, herencia de primer grado de cáncer de mama.
  • Hipertensión.
  • Trastornos hepáticos.
  • Diabetes mellitus con o sin afectación vascular.
  • Colelitiasis.
  • Migraña o cefalea intensa.
  • Lupus eritematoso sistémico.
  • Antecedentes de hiperplasia endometrial (ver más adelante).
  • Epilepsia.
  • Asma.
  • Osteoescleroris.

¿Qué efectos secundarios produce Bazedoxifeno y Estrógenos equinos conjugados?

Como todo medicamento, esta combinación puede producir algunas reacciones adversas como:

  • Candidiasis vulvovaginal.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Dolor abdominal.
  • Espasmos musculares.
  • Triglicéridos elevados en sangre.
  • Aumento o reducción de peso.
  • Posible desarrollo de cáncer de mama y ovario.
  • Coágulos sanguíneos.
  • Calambres musculares.
  • Edema periférico.
  • Alopecia.
  • Dolor articular.
  • Boca seca.
  • Dolor e inflamación de las mamas.