fbpx Saltar al contenido

Arriésgate con el corte de pelo boyish

El corte boyish es un estilo que ha llegado a las pasarelas y nos ha enamorado por su estilo unisex, donde al corte de pelo masculino se ha adaptado al rostro femenino dándole un poco más de sensualidad.

¿Cuál es el corte Boyish?

Se trata del corte de niño travieso, que ha vuelto y más femenino que nunca. Un corte de pelo de tendencia que tiene sus orígenes en los alocados años 20 y que se bautizó como Shingle Bob o Boyish bob y jugaba con asimetrías, donde se rebajaba el pelo en la zona de la nuca con forma de V y se dejaba bastante más largo en la zona delantera y superior.

¿Por qué elegir el corte Boyish?

  • Es un corte muy polifacético que se adapta a cualquier estilo
  • Aporta movimiento y hace que destaquen los rasgos
  • Añade un toque divertido y atrevido a tus outfits más clásicos

¿Qué diferencia hay entre el corte boyish y el corte pixie?

Aunque los dos cortes son estilos muy cortos, por encima de la nuca, la gran diferencia entre ellos es el flequillo. En el corte pixie, lo más característico es lucir un flequillo largo y ladeado en cambio en el boyish es que el corte tenga un aire masculino ¿Quieres saber más sobre el corte pixie junto con una profesional del estilo?


¿Qué tipos de corte boyish existen?

Microbob sleek

Mantén una melena un tanto más largo, apostando por un microbob y llevándolo perfectamente relamido. Conseguirás un aspecto andrógino muy interesante, pero sin sacrificar por completo la longitud de tu cabellera.

 Degrafilado clásico

Dale el sí a un corte de cabello clásico masculino y añádele textura con un efecto degrafilado. Es idóneo para lograr una melena corta pero plagada de movimiento, que será totalmente práctica tanto al momento de cuidarla como de peinarla.

Pompadour

¿Te gustan los peinados con mucho volumen? Entonces el clásico pompadour es para ti. Este se distingue por aportar dimensión justo en la zona superior de tu cabeza, al hacerse valer de un copete bien abultado que, aunque no lo creas, resulta bastante versátil. Ya sea que lo lleves e una versión tradicional o lo combines con un side cut desvanecido, ¡triunfarás con originalidad!