fbpx Saltar al contenido

Almendras: ¿por qué se recomienda comerlas diario?

La almendra es uno de los frutos secos más nutritivos del planeta. Un poderoso antioxidante que contribuye a la protección de nuestro sistema cardiovascular y a la mejora de nuestras defensas.

Y, sin duda agregarlo a nuestra dieta diaria contribuirá de forma importante a la calidad de vida que tengamos, así como a nuestros hábitos alimenticios.

¿Qué propiedades tienen las almendras?

De acuerdo con varios sitios especializados: “La almendra es una fuente de energía que concentra grandes cantidades de los principales nutrientes: proteínas, grasas, hidratos de carbono y minerales. Es rica en vitaminas E y B, que la convierten en un fuerte y poderoso antioxidante para combatir los radicales libres. Contiene hierro, fósforo, potasio, magnesio, zinc y una dosis más que considerable de calcio, el gran aliado de nuestros huesos y articulaciones”.


Especialistas y nutriólogos, cada 100 gramos de este fruto nos aportan 21 de proteínas, prácticamente más que la misma cantidad de carne, lo que contribuye al correcto funcionamiento de nuestras células. Dichas proteínas vegetales son las responsables de la sensación de saciedad que sentimos cuando las ingerimos, sin embargo, no acostumbramos a comer grandes cantidades, entre otras cosas, porque podría suponernos una indigestión.

¿Cuántas almendras se deben comer por día?

La recomendación general es que si deseamos incorporar frutos secos a nuestra dieta deban ser entre 4 y 10 diarias. Frutos secos como las avellanas, los anacardos, las almendras, etc., podemos comer hasta 10 unidades diarias. Sin embargo, con las nueces, la cantidad recomendada se reduce a 4-5

Almendras para embarazadas

 Su riqueza en proteínas y minerales –como calcio y magnesio– la hacen especialmente beneficiosa durante la gestación y el embarazo.

La almendra también es un estimulante de la leche materna (galactógena).

Almendras como alternativa a los lácteos

 La almendra es tan rica en calcio que es una buena alternativa a los lácteos para asegurarse la obtención del calcio, el magnesio y el fósforo necesarios para la formación y regeneración de los huesos y los dientes.

Su aporte en calcio la hace imprescindible en la dieta de las personas mayores, ya que ayuda a prevenir la fragilidad ósea y la osteoporosis.

Almendras como refuerzo inmunitario

La almendra también refuerza el sistema inmunitario gracias a antioxidantes como la vitamina E, la quercetina, el manganeso y el cinc.