Saltar al contenido

Tinte azul: Todo lo que tienes que saber para teñir tu cabello de azul

¿Quieres hacerte un cambio radical en el cabello? El tinte azul podría ser una gran opción para darle un toque súper especial, juvenil, fresco y original a tu imagen. Sin embargo, puede ser que todavía no estés convencida o tengas muchas dudas, sobre todo si nunca lo has teñido.

¡Atrévete a probar el tinte azul para tu cabello! Aquí te contamos todo lo que tienes que saber antes, durante y después de pintarte el cabello de azul, así como algunas sugerencias para que tu color se vea increíble, no maltrates tu cabello y tomes la mejor decisión.

¿Qué tono de azul escoger?

El primero paso es que decidas qué tono de azul escoger ya que hay una gran gama. Esto dependerá de tu gusto, el largo de tu cabello, corte y qué tanto estés dispuesta a invertir.

  • Azul oscuro: Es un tono de azul más puro que funciona bien para todo el cabello
  • Azul eléctrico: Es un tono muy intenso que aparte brinda brillo y luminosidad al cabello
  • Azul turquesa: Es uno de los tonos más juveniles y llamativos
  • Azul pastel: Este tono es más tierno y original, también lo puedes encontrar como azul bebé
  • Azul metálico: Este tono de azul suele parecer entre gris y azul por lo que también le dará gran personalidad a tu cabellera.

Una vez que hayas elegido el tono, es importante que definas si quieres teñir todo tu cabello o bien, solo ciertas partes. Pueden ser matices en luces y mechas, también puedes elegir teñir solo las puntas o alguna otra parte como el fleco o un mechón. Debes saber que también existen tonos más complejos como los degradados que son una variación del mismo color.


¿Puedo pintarme el cabello de azul yo sola?

Si quieres teñir de un azul oscuro todo tu cabello y no quieres decolorarlo, puedes hacerlo tú misma en casa como si aplicaras cualquier otro tinte. Considera que el tono de tu cabello influirá para que el tinte se note, pero por lo general en tonos castaños oscuros o medios te puede quedar muy bien. Con cada aplicación irá tomando más color

Además, puedes optar por utilizar tratamientos que protegen el tinte; por lo general vienen en forma de mascarilla o acondicionadores. Los depositadores de color son una especie de acondicionadores con pigmento que van aplicando color en los folículos con cada lavada. Funcionan muy bien para activar este tipo de tintes y proteger tu tono ya sea con decoloración o sin decoloración.

Para cualquier otra opción que elijas, como las mechas, las luces o las puntas debes ir con un especialista al salón de belleza. Esto es porque necesitarás de una decoloración previa para que tengas los resultados que esperas, sobre todo si has elegido un tono degradado.

Cuando ya tienes la decoloración solo deberás comprar el tinte azul e irlo aplicando tú misma cuando ya se haya deslavado o veas que necesita un retoque.

¿Necesito una decoloración previa?

Dependerá del tono que elijas. Normalmente para que un tinte azul luzca realmente, sí es necesario decolorarlo, excepto si se trata de un tono muy oscuro. Te recomendamos que vayas con un especialista para que haga una decoloración de acuerdo con tu cabello ya que cada uno es diferente.

Existen diferentes grados de decoloración, de acuerdo con tu pigmento natural necesitarás más, o menos tiempo para que se aclare; es importante que sepas que algunos cabellos con la primera decoloración no pueden llegar a niveles muy altos porque podría quebrarse. Pero no te asustes, el estilista sabrá hasta donde resiste tu cabello sin maltratarlo, por eso es importante que acudas al salón de belleza.

¿Cuánto tiempo dura el tinte azul?

El tinte azul dura en promedio dos semanas tal cual lo aplicaste.  Considera que se va desgastando el tono original con cada lavada por lo que te recomendamos cuidarlo muy bien con algunos productos y hábitos para que no tengas que retocarlo tan seguido. Si lo cuidas bien puede incluso llegar a durarte un mes.

¿Cómo puedo cuidar mi tinte azul?

Desde la primera vez que apliques el tinte azul debes evitar lavarlo con agua muy caliente. Procura que siempre sea tibia y que no te caiga el chorro directamente sobre tu cabeza.

Otra cosa que puedes hacer es lavarlo solo cada tercer día, esto te ayudará no solo a conservar mejor tu color sino a evitar que se maltrate; si forzosamente debes lavarlo diario, no lo hagas con shampoo ya que éste va deslavando con cada aplicación el tono. Puedes lavar tu pelo solo con acondicionador aplicando mascarillas, reactivadores o depositadores de color.

Trata de no aplicar tantos productos para peinarlo como spray, mousse, o cremas para peinar, entre menos productos uses será mejor.