Ir al Contenido

Lavado de manos: ¿Qué es y cómo se realiza?

Desde siempre, el lavado de manos ha sido una práctica fundamental para la higiene de cualquier persona, con ella, todos podemos evitar enfermarnos y enfermar a otros.

El lavado de manos se define como el frotamiento vigoroso de las manos las cuales están enjabonadas, para después enjuagarlas con abundante agua.

Lavarse correctamente puede evitar enfermedades respiratorias, diarreicas y de muchos más tipos; ya que los microbios que producen las patologías, pueden propagarse cuando uno:

  • Prepara alimentos con las manos sucias.
  • Toca una superficie contaminada.
  • Se toca los ojos, boca y nariz.
  • Cuando se estornuda en de manera incorrecta y se impregnan las bacterias en las manos.

Según datos de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), casi 2 millones de niños en todo el mundo mueren cada año por enfermedades diarreicas y neumonía; decesos que pueden evitarse en gran medida con el lavado adecuado de las manos.

Contenidos


¿Cuándo lavarse las manos?

Las manos debes permanecer siempre limpias, sin embargo, hay momentos específicos donde todos debemos aprender a lavarlas:

  • Antes y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Después de ir al baño.
  • Después de cambiar pañales o ayudar a alguien a ir al baño.
  • Después de estornudar, sonarse la nariz o estornudar.
  • Después de tocar a un animal o su excremento.
  • Después de tocar basura.
  • Durante la Covid-19, después de estar en un lugar público, haber tocado superficies o a alguna persona. Así como antes de tocarse el rostro.

¿Cómo lavarse las manos?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) estos son los pasos para poder lavar las manos correctamente:

  • Mojarse las manos con abundante agua.
  • Colocar en la palma de la mano cantidad suficiente de jabón para cubrir las palmas.
  • Frotar las palmas de las manos entre sí.
  • Frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa.
  • Frotarse las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.
  • Frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.
  • Frotar con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.
  • Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.
  • Enjuagar las manos con abundante agua.
  • Secarse con una toalla desechable y cerrar la llave con esa misma toalla.

El tiempo mínimo que debe durar el lavado es de 20 segundos, aunque la OMS recomienda de 40 a 60 segundos.

Uso de desinfectante para las manos

Una alternativa actual al lavado de manos es el uso gel antibacterial o gel desinfectante.

El gel desinfectante adecuado a usar debe contener, por lo menos, un 60% de alcohol. Esto se puede verificar en la etiqueta.

Para aplicarlo basta:

  • Poner la cantidad de gel indicada en la etiqueta en la palma de la mano.
  • Frotarse las manos, asegurándose de que el gel se distribuye por todas las manos.
  • Mientras frota el gel en las manos, éste debería secarse paulatinamente, aproximadamente 20 segundos.