fbpx Saltar al contenido
¡$100 de regalo! Usa Regalo100

Pradaxar: ¿Qué es y para qué sirve?

Pradaxar: ¿Qué es y para qué sirve?

El Pradaxar es un anticoagulante, compuesto por Dabigatrán, que sirve para disminuir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, causado por los coágulos de sangre.

También es muy útil en pacientes con fibrilación auricular (parte del corazón que no late como debería), trombosis venosa profunda, embolia pulmonar o que fueron sometidos a una cirugía de reemplazo total de cadera o rodilla.

¿Dónde comprar Pradaxar y cuánto cuesta?

Si bien muchas farmacias y supermercados le ofrecen la venta de Pradaxar, encontrar el lugar con el precio más bajo en México siempre será lo mejor.

En Prixz le ofrecemos medicamentos de todas las marcas, patentes y genéricos, para que tome la mejor decisión de compra.


Recuerde que, si el medicamento solicitado no está disponible en su ciudad nuestro Prixzer lo buscará por usted y le haremos llegar su compra con nuestros repartidores o de forma segura con paqueterías como DHL y FedEx.

Además, siempre encontrará mejores promociones en Prixz para reducir el precio de Pradaxar y otros medicamentos que esté buscando en línea, ya que nosotros también aceptamos sus recetas digitales en aquellos medicamentos que así lo requieran. Fácil y sin complicaciones.

Descargue hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

Pradaxar cuesta aproximadamente 1,944.90 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

Presentación

El Pradaxar puede encontrarse en cajas con 10, 20, 30 o 60 cápsulas en envase de burbuja.

¿Qué contiene Pradaxar?

Cada cápsula de Pradaxar contiene:

  • 75, 110 o 150 mg de Dabigatrán etexilato mesilato 

Dosis y vía de administración de Pradaxar

Vía de administración: Oral.

  • Adultos: Tomar 300 mg, administrados en cápsulas de 150 mg, 2 veces al día
  • Adultos mayores de 80 años: Tomar 220 mg, administrados en cápsulas de 110 mg, 2 veces al día.

Las cápsulas de Pradaxar pueden tomarse con o sin alimentos y, además, deben ingerirse con abundante agua.

Recuerde que, en caso de presentar síntomas gastrointestinales, se recomienda que la toma de Pradaxar se realice junto con un inhibidor de la bomba de protones, como Pantoprazol.

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de tomar Pradaxar.

Contraindicaciones y advertencias

Este medicamento está contraindicado en niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Tratamiento combinado con Ketoconazol sistémico
  • Válvulas cardíacas protésicas e insuficiencia renal severa
  • Hipersensibilidad conocida al Dabigatrán, al Etexilato de Dabigatrán o a alguno de los componentes de la fórmula
  • Manifestaciones hemorrágicas, con diátesis hemorrágica o con alteración espontánea o farmacológica de la hemostasia
  • Lesiones orgánicas con riesgo de sangrado clínicamente significativo, incluyendo EVC hemorrágico dentro de los últimos 6 meses

Advertencias:

  • Pradaxar no debe usarse en personas que tienen válvulas cardíacas artificiales
  • Deberá suspenderse su uso en los pacientes que desarrollen insuficiencia renal aguda
  • Si es posible, se debe suspender Pradaxar al menos 24 horas antes de un procedimiento invasivo o quirúrgico
  • Al igual que con todos los anticoagulantes, Pradaxar deberá usarse con precaución en condiciones que aumenten el riesgo de sangrado

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Mareos y debilidad general
  • Hinchazón del rostro y/o la lengua
  • Dolor torácico u opresión en el pecho
  • Problemas para respirar o sibilancias
  • Indigestión, malestar, dolor o ardor estomacal

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.