fbpx Saltar al contenido
¡$100 de regalo! Usa Regalo100

Benzoato de Bencilo: ¿Qué es y para qué sirve?

Benzoato de Bencilo: ¿Qué es y para qué sirve?

El Benzoato de Bencilo es una emulsión tópica (se aplica sobre la piel) que se utiliza como tratamiento para la escabiasis (sarna ocasionada por diminutos ácaros) y pediculosis capilar o púbica (infestación por piojos), ya que su toxicidad actúa por acción directa sobre los parásitos en su forma adulta o huevecillos (liendres).

¿Dónde comprar Benzoato de Bencilo y cuánto cuesta?

Si desea comprar Benzoato de Bencilo, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.

Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de Benzoato de Bencilo, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.

No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).


Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

El Benzoato de Bencilo cuesta aproximadamente 108 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

Presentaciones 

El Benzoato de Bencilo suele encontrarse en envases de 120 ml (loción o shampoo) o frascos de 300 mg (emulsión o crema).

En México, también puede ser encontrado bajo el nombre comercial de Scabisan.

Medicamentos relacionados

Los siguientes medicamentos también son útiles en el tratamiento de la Pediculosis: Ivexterm, Permetrina e Ivermectina.

Dosis y vía de administración del Benzoato de Bencilo

Vía de administración: Cutánea en capa delgada.

  • Adultos: De 90 a 120 ml por aplicación
  • Niños mayores de 12 años: De 60 a 90 ml por aplicación

Importante, la dosis recomendada solo es indicativa y siempre se deberá consultar a un médico antes de usar Benzoato de Bencilo.

¿Cómo se aplica el Benzoato de Bencilo para la sarna?

Para el tratamiento de la sarna se recomienda tomar un baño caliente con jabón neutro, una vez seca la piel, se deberá extender la loción o crema en las regiones afectadas, cuidando no dejar sin cubrir algún sitio enfermo y respetando la cara y mucosas genitales.

Después se deberá secar perfectamente el cuerpo y aplicar una segunda capa, dejando ésta por lo menos 24 horas. Pasado este tiempo, será necesario tomar otro baño y repetir la operación la noche siguiente.

Es conveniente que el paciente cuente con la ayuda de otra persona para la aplicación del medicamento, de tal forma que cubra toda la superficie corporal, incluso, en sitios donde difícilmente lo podría aplicar por sí mismo.

¿Cómo se aplica el Benzoato de Bencilo para la pediculosis?

En caso de pediculosis capilar o púbica, el Benzoato de Bencilo suele ser aplicado únicamente 3 veces al día con la piel limpia y seca, preferentemente por las noches.

Lavar el cabello con jabón neutro y secarlo perfectamente, administrar la cantidad suficiente del medicamento para cubrir el cuero cabelludo o región púbica; para retirar las liendres peinar con peine delgado y repetir 24 horas después, previo lavado y secado.

Contraindicaciones y advertencias

El Benzoato de Bencilo no debe aplicarse sobre piel inflamada, irritada por quemaduras y abrasiones extensas, así como en las mucosas o cara.

Advertencias:  

  • Se desaconseja su aplicación sobre mucosas, cara, ojos, vías urinarias, piel inflamada o irritada con quemaduras
  • No se conocen efectos sobre madres embarazadas o lactando, pero debe administrarse con cautela sobre todo en el primer trimestre de embarazo

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Ardor y picazón de la piel
  • Irritación en los ojos y membranas mucosas
  • Dermatitis atópica (inflamación de la piel que causa comezón)

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.