Ir al Contenido

Tacrolimus Crema: ¿Qué es y para qué sirve?

Tacrolimus Crema: ¿Qué es y para qué sirve?

Tacrolimus es el nombre que recibe la sustancia activa en forma de crema o ungüento que ayuda al tratamiento de la dermatitis atópica moderada o grave en niños y adultos.

En niños de 2 años en adelante, Tacrolimus puede ser prescrita cuando terapias como corticosteroides tópicos no han sido efectivas.

Cuando Tacrolimus ha sido efectiva, puede ser empleada como fármaco de mantenimiento para evitar el brote de lesiones en la piel.

¿Qué es la Dermatitis Atópica?

La dermatitis atópica o eccema atópico es una afección de la piel en donde ésta carece de ciertas proteínas que la la mayoría de la gente sí tiene. Esta enfermedad se presenta en forma de erupciones, hinchazón, picazón y enrojecimiento continúo.

Para controlar de mejor manera esta afección que puede causar una disminución en calidad de vida, es importante conocer qué es Tacrolimus Crema y cómo usarla.

¿Cómo aplicar Tacrolimus Crema?

En el mercado existen las presentaciones de tubo con 0.1% y 0.03% de concentración de Tacrolimus.

Si eres adulto (o un joven entre los 15 y 18 años), debes elegir la concentración de 0.1%.

Si eres un niño de entre los 2 y 15 años, debes elegir la concentración de 0.03%.

Para ambos casos, debes aplicar Tacrolimus Crema sobre la piel afectada, formando una capa delgada y uniforme. Se debe hacer 2 veces al día, no dejando un intervalo menor de 12 horas.

¿En cuánto tiempo hace efecto Tacrolimus Crema?

Una vez que inicias el tratamiento con este fármaco, puedes notar la diferencia y mejora en tu piel desde la primera semana.

El tratamiento para la afección dermatitis atópica está pensado para tener una duración a mediano o largo plazo. Debes acudir con tu dermatólogo para que él estipule los avances.

Tacrolimus Ungüento para vitiligo

El vitiigo es una enfermedad de la piel que se causa cuando el sistema inmunitario destruye los melanocitos de la piel, los cuales son responsables de la pigmentación de la piel.

Dentro de los tratamientos para contrarrestar el vitiligo, es el Tacrolimus tópico, el aumenta la actividad del melanocito y puede recuperar las zonas afectadas.

El tratamiento con Tacrolimus es complementario, y puede incluir prednisona y fototerapia.

Para conocer a fondo todas las alternativas para controlar y tratar el vitiligo, consulta con tu especialista.

Tacrolimus Ungüento Nombre Comercial

Se comentó un poco más arriba, en este artículo, que Tacrolimus es el nombre de la sustancia activa. Esto quiere decir que en el mercado existen fármacos con diferentes nombres comerciales que la contienen. Entre los que puedes hallar son:

  • Arnaltem
  • Traderma
  • Proalid

Cada uno con un costo y presentaciones distintas. Visita tu farmacia favorita para ver disponibilidad.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Tacrolimus Crema?

Tacrolimus Ungüento o Crema lo puedes hallar son suma facilidad en la mayoría de las farmacias físicas y en línea del país.

Su coso varía según la presentación, por ejemplo:

  • Traderma, tubo de 30g al 0.1%. Su precio oscila entre los 900 y 1000 pesos mexicanos.
  • Proaliad, tubo de 15g al 0.1%. Su precio oscila entre los 400 y 500 pesos mexicanos.
  • Arnaltem, tubo de 10g al 0.03%. Su precio oscila entre los 230 y 300 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir cualquiera de estas marcas comerciales y presentaciones de Tacrolimus en Farmacias Prixz, Farmalisto, Farmacias San Pablo y demás.

Contraindicaciones de Tacrolimus Crema

Para el uso de esta crema, se debe tener en cuenta no ser hipersensible a la sustancia activa, Tacrolimus. Asimismo, tener precaución en los siguientes casos:

  • Niños menores de 2 años.
  • Insuficiencia hepática.
  • Evitar la luz ultravioleta.
  • No tener contacto con ojos o mucosas.
  • No aplicar en lesiones marginas o premalignas.

Reacciones adversas de Tacrolimus Ungüento

Una vez que se empiezas a aplicar Tacrolimus, es probable que tengas uno o más de los siguientes síntomas:

  • Quemazón.
  • Urticaria.
  • Prurito.
  • Dolor.
  • Irritación.
  • Infecciones virales por herpes.
  • Foliculitis.
  • Linfomas.

Si alguno de las señales mencionadas se presenta de forma persistente o grave, consulta a tu médico.