fbpx Saltar al contenido

Gestageno: ¿Qué es y para qué sirve?

El Gestageno es una hormona, natural o sintética, con efectos similares a la Progesterona, ya que posee efectos sobre el útero y la vagina, durante el ciclo menstrual; también es necesaria para el desarrollo del tejido mamario y el mantenimiento del embarazo.

Asimismo, está indicado como terapia de reemplazo peri o posmenopausia, se ha usado en el síndrome premenstrual, en la hemorragia uterina disfuncional, en la esterilidad secundaria e insuficiencia lútea, así como mastopatía benigna y amenaza de aborto o parto prematuro.

¿Dónde comprar Gestageno en México y cuánto cuesta?

Si desea comprar Gestageno, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.

Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de Gestageno, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.


No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

El Gestageno cuesta aproximadamente 559.80 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.


Presentaciones

Generalmente, el Gestageno puede encontrarse en cajas con:

  • 15 cápsulas de 200 mg
  • 30 cápsulas de 100 mg

¿Qué contiene Gestageno?

Cada cápsula de Gestageno contiene: 

  • 100 mg de Progesterona

¿Qué es la Progesterona?

La Progesterona es una hormona sexual que liberan los ovarios y posteriormente la placenta. Durante el ciclo menstrual, su función es acondicionar el endometrio para facilitar la implantación del embrión y, durante el embarazo, ayuda a que transcurra de manera segura.

También tiene un importante papel durante el periodo de lactancia, ya que ayuda a preparar las glándulas mamarias aumentando el tamaño de los senos para la segregación de leche.

Otras de sus funciones son:

  • Ejercer un efecto relajante del útero
  • Incrementar la excreción de sodio y cloro
  • Aumentar las secreciones del cuello uterino
  • Mantener la vascularización de la mucosa uterina

Medicamentos relacionados

Los siguientes fármacos también contienen son útiles en el tratamiento de la Menopausia: Duavive, Avala, Estrógenos conjugados, Testosterona y Estradiol, La Femme, entre otros.

Dosis y vía de administración de Gestageno

Vía de administración: Oral o vaginal.

  • Mujeres adultas: Usar 200 mg diarios cuando menos 12 días por ciclo

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de usar Gestageno, en cualquiera de sus presentaciones.

¿Qué hace la Progesterona en el embarazo?

La Progesterona tiene un papel muy importante en el embarazo y el desarrollo del embrión:

  • Alista y fortalece la pelvis para el momento del alumbramiento
  • Ayuda a la madre a aprovechar el mayor número de nutrientes durante esta etapa
  • Ayuda en la preparación de las glándulas mamarias y favorece la producción de leche
  • Aumenta la libido, mejora la sensibilidad y lubricación durante las relaciones sexuales
  • Permite que el sistema inmunológico de la madre reconozca al embrión como algo propio del cuerpo

Contraindicaciones

Este medicamento está contraindicado en niños, hombres y pacientes con: 

  • Enfermedades tromboembólicas
  • Sangrado vaginal no diagnosticado
  • Hipersensibilidad conocida a cualquier componente de la fórmula
  • Enfermedades hepáticas severas como hepatitis, ictericia colestásica, tumores hepáticos, síndrome de Rotor y síndrome de Dubin-Johnson

Advertencia: El uso de este medicamento durante el embarazo queda a criterio médico

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Irregularidad menstrual
  • Dolor de cabeza o migraña
  • Náuseas, fatiga y somnolencia
  • Desórdenes gastrointestinales
  • Depresión y cambio de la libido

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.