Ir al Contenido

Dormicum: ¿Qué es y para qué sirve?

Dormicum: ¿Qué es y para qué sirve?

Dormicum es un fármaco antidepresivo, compuesto por Midazolam, de la familia de las benzodiacepinas que se utilizan para disminuir la excitación neuronal y tienen un efecto: antiepiléptico, ansiolítico, hipnótico y relajante muscular.

Aunque entre sus usos está el de fungir como anticonvulsivante, la utilidad que le dan los especialistas primordialmente son:

  • Fobias e inductor del sueño
  • Como medicación preanestésica
  • Trastornos afectivos y esquizofrenia (auxiliar)
  • Sedante-hipnótico para procedimientos de corta duración
  • Auxiliar en trastorno de ansiedad y trastorno de ansiedad generalizada

¿Dónde comprar Dormicum y cuánto cuesta?

Para poder comprar Dormicum al mejor precio es importante que consulte las promociones de farmacias físicas y en línea, pero en Prixz tenemos acceso a cientos de farmacias en toda la República Mexicana y nuestros Prixzers buscarán su pedido en todos los establecimientos que hagan falta.

Asimismo, para comprar Dormicum puede optar por las grandes cadenas comerciales en México pero, sin duda, en Prixz encontrará mejores promociones y su compra siempre estará protegida; además, podrá pagar en efectivo o en algún OXXO.


No olvide que, en Prixz sus pagos son 100% seguros y en el caso de no encontrar su producto puede pedir su reembolso total o convertirlo en puntos con beneficios extra.

Descargue hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

Dormicum cuesta aproximadamente 4,708.8 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

Presentaciones

Generalmente, Dormicum puede encontrarse en cajas con:

  • 30 tabletas de 7.5 mg en envase de burbuja
  • 5 ampolletas inyectables de 5, 15 o 50 mg/3, 5 o 10 ml

En México, también puede ser encontrado bajo el nombre comercial de Relacum. 

¿Qué contiene Dormicum?

Cada tableta de Dormicum contiene:

  • 7.5 mg de Midazolam

Cada ampolleta de Dormicum contiene:

  • 5, 15 o 50 mg de Midazolam 

¿Cuáles son los efectos del Midazolam?

El Midazolam, como otras benzodiacepinas, tiene un efecto sedante, relajante y antiepiléptico.

Poco tiempo después de la ingesta, se percibirán los primeros efectos, sedación, relajación (neuronal y muscular) y posteriormente somnolencia, depresión del sistema nervioso y motriz; finalmente la inducción del sueño.

Medicamentos relacionados 

Los siguientes medicamentos también son útiles antidepresivos: Taflavix,  Plantival, LimbaxiaAnfebutamonaXanaxBromazepamClonazepam gotas, entre otros.

Dosis y vía de administración de Dormicum

Vía de administración: Oral, intramuscular e intravenosa.

Como sedante preoperatorio 20 a 60 minutos antes del procedimiento:

  • Adultos: Alrededor de 5 mg; oscilando entre los 70 y 100 mcg/kg
  • Niños de 1 a 15 años: Dosis inicial no mayor a 2.5 mg administrado de forma lenta 2 minutos antes del procedimiento

Como tratamiento contra el insomnio:

  • Niños: No se recomienda su uso en niños menores de 15 años
  • Adultos: De 7.5 a 15 mg; el tratamiento debe ser lo más corto posible y 2 semanas como máximo

Su uso en adultos mayores debe tener más precauciones, tanto en su uso clínico preoperatorio, como en el tratamiento del insomnio; la dosificación será variable.

¿Cuánto tiempo dura su efecto?

Dormicum empieza a surtir efecto pasados los 2 o 3 días tras el inicio de su consumo, por ello, es normal si en los primeros días de tratamiento no logra sentir resultados; sin embargo, recuerde no utilizarla por más de 4 meses o le podría producir insomnio.

Contraindicaciones y advertencias: 

Este medicamento está contraindicado en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Apnea del sueño
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Insuficiencia respiratoria, renal, hepática y cardiaca
  • Enfermedades neuromusculares, como distrofia, miotonía o miastenia gravis
  • Hipersensibilidad conocida al principio activo o a cualquiera de sus componentes

Advertencias:

  • No se administre con bebidas alcohólicas, ni tranquilizantes
  • Conserve la caja bien cerrada, a no más de 30°C y protéjala de la luz solar
  • El uso concomitante de Midazolam con alcohol y/o depresores del SNC debe ser evitado
  • Suspenda su uso, al menos 2 semanas antes, al someterse a un procedimiento anestésico o quirúrgico
  • Se ha reportado cierta pérdida de eficacia cuando Midazolam fue utilizado como sedante durante largo plazo en las unidades de cuidados intensivos
  • Deberá ser utilizado únicamente en lugares que cuenten con instalaciones de resucitación de tamaño apropiado para la atención de pacientes de cualquier edad
  • Se han reportado reacciones como agitación, movimientos involuntarios, hiperactividad, hostilidad, agresividad, excitación paradójica y crisis de violencia física y verbal

Midazolam y Alcohol

Al tomar/administrar Midazolam deberá evitarse el consumo alcohol, ya que éste puede intoxicar el cerebro, provocar un paro cardíaco o paro respiratorio, así como aumentar el riesgo de mareos y desmayos.

Efectos secundarios 

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Angioedema y choque anafiláctico
  • Náuseas, vómito, constipación y boca seca
  • Exantema cutáneo, reacción de urticaria y prurito
  • Nerviosismo, hostilidad, enojo, agresividad y ansiedad
  • Confusión, desorientación, alteraciones emocionales y de humor
  • Paro cardiaco, hipotensión, bradicardia y efectos de vasodilatación
  • Eritema y dolor en el sitio de la inyección, tromboflebitis y trombosis
  • Somnolencia, sedación prolongada y disminución del estado de alerta
  • Depresión respiratoria, apnea, paro respiratorio, disnea y laringoespasmo
  • Inquietud agitación, irritabilidad, movimientos involuntarios e hiperactividad
  • Pesadillas, sueños anormales, alucinaciones, psicosis y conducta inapropiada
  • Dolor de cabeza, vértigo, ataxia, sedación en el postoperatorio y amnesia anterógrada

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.