Ir al Contenido

Bupivacaína: ¿Qué es y para qué sirve?

La bupivacaína es una anestesia cuya aplicación es estrictamente médica, debido en buena medida a la duración prolongada de su efecto. Es utilizada en procedimientos post-operatorios contra afecciones como el cáncer o cirugías graves para aliviar el dolor. De acuerdo a especialistas, la bupivacaína es cuatro veces más potente que la lidocaína, ya que su acción puede durar aproximadamente 6 horas.

Usada de forma local o por vía intravenosa, frecuentemente es usada por médicos para adormecer a sus pacientes y así poder realizar importantes incisiones en el cuerpo en cirugías de larga duración. La bupivacaína actúa obstaculizando los impulsos que envía el sistema nervioso al cuerpo.

Presentaciones

Se puede conseguir en frascos con concentraciones de 0,25% y 0,5% con o sin epinefrina. También hay ampolletas de 1.8 ml en concentraciones de 0.5% con epinefrina 1:200.000.

¿Cuánto cuesta bupivicaína y dónde comprarla?

Podrá encontrar la solución inyectable de 1 pieza de bupivicaína con 50 mg del compuesto en Farmacias San Pablo.

Dosis recomendadas

Al igual que con otros medicamentos cuyo uso requiere administración hospitalaria, la dosis de bupivacaína dependerá de la persona a quien se le aplica, sea adulto o niño, dependiendo de la talla y peso, el flujo de sangre, la duración deseada y si tiene una condición médica. De igual modo, dependerá si el medicamento está mezclado con otros competentes, y del tipo de operación a ser realizada.

En general, suele dosificarse de la siguiente manera:

Adultos

Infiltración: 0,25% infiltrada localmente: 175 mg máximo

Niños

Niños mayores de 12 años: 0,25% infiltrada localmente: 175 mg máximo

No está recomendado su uso en menores de 12 años.

Medicamentos relacionados

Por sus propiedades anestésicas, otros medicamentos similares son:

Óxido nitroso
Nalbufina
Propofol

Contraindicaciones

La bupivacaína está contraindicada para los siguientes casos:

  • Personas con hipersensibilidad a los fármacos.
  • En anestesia obstétrica para el primer trimestre de embarazo, y mujeres durante la lactancia.
  • Personas con patologías neurológicas.
  • Malformaciones de la espina dorsal, sepsis, hipertensión grave, poliomielitis, anemia perniciosa. parálisis, dolor crónico de espalda o en individuos que por su anatomía pueden sufrir de parestesias persistentes.
  • Los infantes, adolescentes de menos de 16 años y los ancianos son más propensos a los efectos tóxicos de la bupivacaína.
  • En caso de infección o inflamación del lugar de la inyección, bacteremia, anormalidades de las plaquetas, trombocitopenia, aumento del tiempo de sangrado, coagulopatías no controladas o tratamiento anticoagulante.
  • Los pacientes tratados con bupivacaína con objeto de conseguir un bloqueo retrobulbar, del ganglio

Efectos secundarios

La sobredosificación de este analgésico, o una mala administración, pueden producir consecuencias severas o lo que se conocen como efectos secundarios:

  • Aceleración del ritmo cardíaco
  • Genera ansiedad
  • Genera una visión borrosa en la persona a quien se le suministró
  • En casos extremos paro cardíaco
  • Colapso nervioso
  • La persona se hace más propensa a los escalofríos
  • La persona a quien se le suministró tiene momentos de confusión / desorientación
  • La persona puede llegar a tener convulsiones
  • Mareos prolongados
  • Dilatación de las pupilas
  • La persona presenta inusualmente altas temperaturas en su cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Presión arterial alta, en casos donde las dosis son suministradas son epinefrina
  • La función cardíaca se deteriora con rapidez
  • Pérdida de la consciencia por tiempos prolongados
  • La persona siente en su boca un sabor metálico
  • Se presentan ataques extremos de asma
  • Se conoce del hormigueo, esto debido al efecto de adormecer que tiene este analgésico
  • Zumbido en los oídos
  • Reacción alérgica grave, esta puede llegar a ser fatal
  • Respiración más profunda
  • En casos extremos se presenta paro respiratorio
  • Hinchazón en caso de ser alérgico
  • Temblores exagerados
  • La persona excreta menos o nada
  • Vómitos
  • Pulso débil