Ir al Contenido

Alopurinol: ¿Qué es y para qué sirve?

Alopurinol: ¿Qué es y para qué sirve?

Alopurinol es un medicamento indicado para tratar la gota, ya se primaria o secundaria a hiperuricemia y para tratar la nefropatía primaria o secundaria por ácido úrico con o sin signos de gota.

También se usa de forma profiláctica para prevenir la disposición de uratos en tejidos o cálculos renales en pacientes con leucemia, linfomas u otros padecimientos malignos que reciben tratamiento antineoplásico, que puede elevar los niveles de uricemia.

¿Cómo actúa Alopurinol?

Alopurinol es un medicamento que se cataloga como inhibidor de oxidasa de xantina. La oxidasa de xantina es la enzima responsable de la conversión de hipoxantina a xantina y ésta a ácido úrico.

Alopurinol disminuye el nivel de ácido úrico en suero mediante el aumento de la excreción urinaria de mismo ácido úrico.

Dosis recomendada de Alopurinol

La vía de administración de este medicamento es oral.

Gota

  • Leve: 100 a 200mg al día.
  • Moderada: 400 a 600mg al día.
  • Severa: 700 a 800mg al día.

La cantidad máxima diaria es de 800mg al día con funciones renales normales. En caso de insuficiencia renal, se debe ajustar la dosis.

Prevención de nefropatía por ácido úrico

Se aconseja el tratamiento con 600 a 800 mg/día durante dos o tres días previos a la quimioterapia o radioterapia; siempre revisando la función renal.

Profilaxis de litiasis cálcica renal

Para la prevención de cálculos recurrentes de calcio, la dosis inicial recomendada es de 200 a 300 mg al día como dosis individual o dividida.

Niños de 6 a 10 años

Para el tratamiento de hiperuricemia secundaria asociada con malignidades y en el síndrome de Lesch-Nyhan, se debe administrar en dosis de 10 mg/kg/día. Siempre revisando la función renal.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Alopurinol?

Alopurinol puede ser hallado bajo distintos nombres comerciales en la gran mayoría de las farmacias físicas y en línea del país.

  • Zyloprim.
  • Aurax
  • Atisuril

Su precio varía según la marca y presentación, pero oscila entre 500 y 1100 pesos mexicanos por caja.

Recuerda que puedes adquirir este medicamento en Farmacias Prixz, Farmacias del Ahorro, Farmacias San Pablo, entre otras.

Alopurinol en embarazo y lactancia

La administración de Alopurinol durante la etapa de gestación no  está bien estudiada hasta el momento, por lo cual, se recomienda que sea el médico quien estipule la seguridad de la toma; siempre poniendo el beneficio de la futura madre.

Por el lado de la lactancia, tampoco se recomienda su administración, ya que se ha demostrado su excreción por medio de la leche materna.

Alopurinol y alcohol

La ingesta de alcohol durante el tratamiento con Alopurinol puede exacerbar los efectos secundarios del medicamento, en especial el de la somnolencia. De igual manera, se ha demostrado que el alcohol puede reducir la eficacia de Alopurinol.

Precauciones de Alopurinol

Cuando se inicia un tratamiento con este medicamento, se deben considerar la serie de restricciones y riesgos que conlleva. Pasar por alto estas precauciones de uso puede provocar reacciones peligrosas en el paciente.

No tomar en caso de:

  • Hipersensibilidad a Alopurinol.

Precaución en caso de:

  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Hipertensión.
  • No comenzar tratamiento hasta que el ataque agudo de gota haya pasado.
  • Hidratar de manera constante.

Suspender en caso de:

  • Reacciones alérgicas como: exantema maculopapular, síndrome de hipersensibilidad y síndrome de Steve Johnson / Necrólisis epidérmica tóxica.

Efectos secundarios de Alopurinol

Como cualquier otro medicamento,  Alopurinol puede ocasionar, en algunos pacientes, una serie de reacciones adversas. Si alguno de estos síntomas se presenta de manera constante o grave, será necesario que acudas a tu médico.

  • Erupción cutánea.
  • Prurito.
  • Salpullido.
  • Somnolencia.
  • Aumento de la hormona estimulante tiroides.
  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Granulocitopenia.
  • Tromocitopenia.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.
  • Alteraciones hepáticas.

Revisa la lista completa de reacciones con tu médico.