Ir al Contenido

Supacid: ¿Qué es y para qué sirve?

Supacid: ¿Qué es y para qué sirve?

Supacid es un inhibidor de la bomba de protones, el cual es el productor del ácido gástrico.

Por ello, Supacid sirve para el tratamiento y el alivio de afecciones causadas por este ácido, como son: úlcera duodenal y gástrica, esofagitis por reflujo, úlcera péptica refractaria y aquella relacionada con Helicobacter pylori.

Además, Supacid, controla el síndrome Zollinger-Ellison y aquellas lesiones provocadas por medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs).

¿Dónde comprar Supacid y cuánto cuesta?

Para poder comprar Supacid al mejor precio es importante que consulte las promociones de farmacias físicas y en línea, pero en Prixz tenemos acceso a cientos de farmacias en toda la República Mexicana y nuestros Prixzers buscarán su pedido en todos los establecimientos que hagan falta.


Asimismo, para comprar Supacid puede optar por las grandes cadenas comerciales en México pero, sin duda, en Prixz encontrará mejores promociones y su compra siempre estará protegida; además, podrá pagar en efectivo o en algún OXXO.

No olvide que, en Prixz sus pagos son 100% seguros y en el caso de no encontrar su producto puede pedir su reembolso total o convertirlo en puntos con beneficios extra.

Descargue hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

Supacid cuesta aproximadamente 36 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

¿Qué contiene Supacid?

Supacid está compuesto con pantoprazol, un fármaco con efecto supresor del ácido gástrico.

La sustancia activa es metabolizada por medio del hígado y tiene una absorción veloz. Se ha demostrado que su ingesta con alimentos puede retrasar su asimilación, por lo cual se sugiere consumirla antes.

¿Cómo se toma Supacid?

Su vía de administración es oral y, de preferencia, debe tomarse por las mañanas. No masticar, ni partir la tableta.

  • Úlcera por AINEs: Tomar 20 mg al día
  • Úlcera duodenal: Tomar 40 mg, de 2 a 4 semanas
  • Úlcera péptica: Tomar 40 mg al día, de 2 a 4 semanas
  • Síndrome de Zollinger-Ellison: Tomar 80 mg al día
  • Úlcera gástrica benigna: Tomar 40 mg, de 4 a 8 semanas
  • Reflujo gastroesofágico: Tomar 20 a 40 mg al día, por 4 a 8 semanas
  • Erradicación de Helicobacter pylori: Tomar 40 mg de Supacid + 500 mg de Claritromicina y 1 g de Amoxicilina, 2 veces al día

Supacid inyectable

La presentación inyectable de Supacid está indicada para aquellos pacientes que no puedan tomar las pastillas y requieran un tratamiento a corto plazo en condiciones irritativas extremas como:

  • Gastropatía por AINEs
  • Síndrome de Zollinger-Ellison
  • Enfermedad de la mucosa gástrica relacionada con estrés
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico con antecedentes de esofagitis erosiva

Contraindicaciones de Supacid

Supacid no puede administrado a personas que tienen hipersensibilidad a la sustancia activa. Asimismo, se deben revisar las dosis en pacientes con insuficiencia hepática grave y descartarse un proceso gastrointestinal maligno antes de empezar con el tratamiento.

La administración en embarazo y lactancia debe ser supervisada por un médico.

Supacid y alcohol

La toma de alcohol no es recomendable durante el tratamiento con este fármaco o mientras se transite con una enfermedad que implique la irritación e inflamación gastrointestinal, ya que este tipo de bebidas solo puede empeorar la enfermedad.

De igual manera, el hígado puede verse saturado de trabajo con la combinación de las dos sustancias.

Efectos secundarios de Supacid

Este medicamento puede producir las siguientes reacciones:

  • Prurito y rash cutáneo
  • Dolor epigástrico y diarrea
  • Estreñimiento y flatulencias
  • Dolor de cabeza y molestias gastrointestinales

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.