Ir al Contenido

Mapa mental: ¿Qué es y para qué sirve?

Mapa mental: ¿Qué es y para qué sirve?

Un mapa mental es una representación visual de ideas. Estas ideas deben ser generadas a partir de un tema principal o palabra clave.

Los mapas mentales se usan a lo largo de toda la vida y son un método efectivo para la memorización de información y darle estructura lógica a todas las ideas que surgen de un tema.

Debes saber que el cerebro muchas veces entiende los conceptos mediante imágenes y asociaciones, por eso, los mapas mentales son de gran ayuda a la hora de querer participar activamente en la comprensión del conocimiento.

Los mapas mentales son usualmente elaborados con cuadros, dibujos y colores para reforzar la asociación. Así, por ejemplo, podremos asociar el concepto “herbívoro” con el color verde y saber que son los que comen plantas y “carnívoro” con el color marrón, para poder representar la carne.

Estructura de un mapa mental

De lo general a lo particular

Empecemos diciendo que la base estructural de un mapa mental es deductiva, es decir, parte o inicia de lo general  y se extiende a lo particular. Así por ejemplo, podremos tener el tema: Perros.

De este tema partiremos.

Sub temas

Una vez que ponemos en el centro nuestra palabra clave (que es Perros), debemos extender subtemas o sub palabras clave que se relacionen y nos interese conocer.

Así, de Perros podemos desencadenar: razas de perros, qué comen los perros, cuánto viven los perros, cuidado de los perros, enfermedades de los perros, etcétera.

Y de cada uno de los subtemas que sacamos, podemos obtener sub sub temas y alcanzar el nivel de profundidad que queramos.

Líneas de unión

Una parte esencial de un mapa mental es la unión de conceptos por medio de líneas, ya que con ellas podremos determinar las relaciones entre cada uno de los conceptos.

La jerarquía de las líneas dependerá de la importancia de los sub temas que abordemos.

Es importante que las líneas no se crucen.

Colores e imágenes

Estos elementos pueden o no aparecer y esto depende de los recursos que tengamos a la mano así como el nivel de atención y de poder que tengan en nuestro proceso de aprendizaje.

Existen personas que las necesitan para poder realizar las asociaciones y otras que no.

¿Cómo se hace un mapa mental?

Para realizar un mapa mental debes seguir los siguientes pasos:

  1. Elegir un tema a desarrollar, el tema para tu examen o algo que quieras saber.
  2. Localizar el tema central, la palabra clave. La palabra clave es aquella que da pie a todo lo demás.
  3. Elegir los sub temas a desarrollar. Debe ser un número limitado y que sea relevante para lo que quieras aprender.
  4. Ordenar los sub temas conforme a jerarquía y unirlos con una estructura lógica.
  5. Darle estilo a tu mapa mental y hacer anotaciones especificas en los temas que te cuesten más trabajo.

Tipos de mapas mentales

Mapas araña de cuadrantes: Se utilizan rectángulos o cuadrados para ir encasillado cada concepto o idea. La idea se coloca en el centro y se extiende a los lados de la hoja.

Mapas araña de elipses: Se utilizan círculos o elipses para ir encerrando las palabras clave. La idea se coloca en el centro y se extiende a los lados de la hoja.

Jerárquico: La palabra clave se coloca en la parte superior y se van desplegando hacia abajo los sub conceptos hasta llegar al mas particular y menos relevante o secundario.

Organigrama: La información se presenta de forma lineal, por lo que existen relaciones semánticas y coherentes entre las ideas expresadas, siendo posible comprender una y otra en su respectiva unión.

Ejemplos de mapas mentales

Te presentamos algunos mapas mentales para que alimentes tu creatividad y crees los tuyos.

Recuerda que existen programas en línea para que los puedas realizar de forma más fácil.

Mapas mentales - Tomado de Canva
Mapas mentales – Tomado de Canva

 

Mapas mentales - Tomado de Emprendices
Mapas mentales – Tomado de Emprendices