Ir al Contenido

Prolia: ¿Qué es y para qué sirve?

Prolia® es un medicamento utilizado para desacelerar la descomposición de los huesos.

Se utiliza para tratar la osteoporosis en mujeres que ya pasaron la menopausia (osteoporosis postmenopáusica) y la osteoporosis en hombres que tienen un riesgo incrementado de fractura, reduciendo el riesgo.

Trata además la pérdida ósea causada por un nivel bajo de testosterona, por cirugía o por tratamiento con medicamentos en pacientes con cáncer de próstata o en mujeres que están sometidas a tratamiento por cáncer de mama.

Además se utiliza para tratar la pérdida ósea resultante por el tratamiento a largo plazo con glucocorticoides en pacientes con riesgo alto de fractura.

Es un medicamento producido por Laboratorios Amgen.

¿Cómo funciona?

El principio activo de Prolia® es el denosumab, un anticuerpo mononuclal humanizado, (tipo de anticuerpo producido en laboratorio con un porcentaje de anticuerpo humano y otro de algún otro animal).

Actúa uniéndose con gran afinidad y especificidad al RANKL (Receptor activador del factor nuclear kB), una importante molécula para el adecuado metabolismo óseo, se encuentra en la parte de las células de los huesos encargadas de su adecuado desarrollo y crecimiento.

El denosumab reduce la resorción ósea e incrementa la masa y resistencia de los huesos, tanto trabeculares y corticales.

¿En qué presentaciones viene?

En México se comercializa en forma de solución inyectable, en caja con jeringa prellenada de 60 mg/ml.

¿Existe versión genérica/similares?

Por el momento no es posible encontrar el denosumab en versión genérica o similares, otro medicamento de patente que contiene el principio activo es XGEVA®.

¿Cuál es su vía de administración y la dosis?

La vía de administración es subcutánea: asegúrate que quien administre la inyección esté debidamente capacitado para hacerlo de manera correcta.

Dosis recomendada en Osteoporosis Postmenopáusica y pérdida ósea en pacientes que se someten a ablación hormonal por cáncer:

Se recomienda una dosis de 60 mg administrada una vez cada 6 meses

Otros padecimientos óseos:

Para otros padecimientos óseos es importante que consultes al médico, quien indicará las dosis ponderales individualizadas y adecuadas para la afección diagnosticada.

¿Qué advertencias de uso y contraindicaciones tiene?

Es importante que antes de administrarte Prolia® tengas un adecuado consumo de vitamina D y calcio, si tienes predisposición a la hipocalcemia, es importante revises los niveles de calcio durante el tiempo del tratamiento, especialmente las primeras semanas.

También debes tener una buena higiene dental y si vas a recibir un tratamiento dental invasivo debes informarle al profesional de la salud para evitar complicaciones.

Se han llegado a reportar fracturas femorales atípicas tiempo después de su administración.

Además no debes consumirlo sí:

  • Tienes hipersensibilidad al medicamento
  • Eres menor de 18 años.
  • Tienes diagnóstico confirmado de hipocalcemia.
  • Estás tomando otro medicamento con denosumab.
  • Estás en tratamiento con benzodiacepinas, especialmente midazolam.

¿Qué efectos secundarios puede ocasionar?

Comunes:

  • Eccema.
  • Dolor en las extremidades.
  • Alopecia.

Poco comunes:

  • Infecciones de la piel, leves o severas.
  • Fracturas múltiples después de la interrupción del tratamiento.

Raras:

  • Hipocalcemia.
  • Osteonecrosis mandibular.
  • Fractura femoral atípica.
  • Reacciones alérgicas, leves o graves.
  • Hipocalcemia sintomática severa.

¿Se puede administrar durante el embarazo o la lactancia?

No, si bien en animales de prueba que se les ha administrado el medicamento no hay indicio de malformaciones en el feto, no hay evidencia suficiente en estudios con humanos por lo que se recomienda abstenerse de consumirlo durante el embarazo.

Si piensas embarazarte, piensas estar embarazada o lo estás planeando, infórmale a tu médico.

Durante la lactancia se recomienda no administrar, de igual manera no hay suficiente información que respalde su seguridad, se deberá suspender, o bien el tratamiento o el suministro de leche materna.

¿Se pueden consumir bebidas alcohólicas durante el tratamiento?

No, está prohibido, el alcohol disminuye la absorción de calcio en el organismo.

¿Qué precio tiene Prolia®?

Dependiendo del lugar de compra y zona geográfica el precio varía, en promedio cuesta $9,500 pesos mexicanos.

¿Dónde se puede conseguir Prolia®?

En farmacias físicas del país, algunas tiendas departamentales o de autoservicio con farmacia, o bien en internet (verifica disponibilidad) en:

farmaciasanpablo.com.mx

farmaciasguadalajara.com

prixz.com

farmalisto.com.mx

farmaciasespecializadas.com