Ir al Contenido

Mapa conceptual: ¿Qué es y para qué sirve?

Mapa conceptual: ¿Qué es y para qué sirve?

Un mapa conceptual es una representación gráfica de las ideas y conceptos de un tema que se desea aprender.

Este tipo de mapas se  usan en la enseñanza a todos los niveles, ya que está comprobado que el cerebro procesa de manera más eficaz los elementos visuales en comparación con el simple texto. Ser conscientes de esta diferencia proporciona la información necesaria para crear métodos de estudio confiables.

Un mapa conceptual busca crear relaciones entre conceptos e ideas por medio de flechas que siguen un orden lógico y accesible para quien lo estudia. La idea de relacionar las ideas está íntimamente basada en la proposición de David Ausubel, un teórico estadounidense, el cual introdujo el término de aprendizaje significativo.

El aprendizaje significativo plantea que un estudiante asocia conceptos nuevos con los que ya posee; reajustando y reconstruyendo ambas informaciones en este proceso.

Características de  un mapa conceptual

Un mapa conceptual contiene los siguientes elementos

Conceptos: los conceptos son las definiciones y descripciones que vamos a poner sobre ciertas palabras o ideas.

Palabras enlace: Como su nombre indica, son aquellas palabras que buscan crear puente y unir varios conceptos. Con ello, se crea un significando más complejo y profundo.

Proposiciones: Son declaraciones significativas que contienen dos o más conceptos conectados mediante palabras de enlace. Cuando se colocan adecuadamente crean una unidad semántica.

Jerarquía: Debe existir siempre una estructura jerárquica, es decir, se debe conocer la importancia y relevancia de cada término o concepto para así ordenarlo en el lugar que le corresponda.

Partes de un mapa conceptual.

Un mapa conceptual se compone de dos elementos:

Nodos: se refieren a los conceptos elegidos y se van a ver enmarcados por círculos, rectángulos o cualquier otra figura.

Líneas de unión: Son las que unirán estos conceptos, acompañadas de preposiciones y palabras enlace.

Tipos de mapa conceptual

Existe una gran diversidad de tipos de mapas conceptuales. Sin embargo, podemos enlistar lo más populares.

Jerárquico: Es aquel que empieza con una idea primordial a examinar. Esta se presenta en la parte superior del esquema, ramificando conceptos cara abajo. Presenta un orden vertical en descenso, conforme su relevancia.

Organigrama: Es generalmente empleado en las compañías y organizaciones con la intención de manifestar gráficamente las jerarquías, puestos y departamentos con los que cuenta exactamente la misma.

Araña: Es similar al de jerarquía, con la diferencia de que el término primordial puede ocupar cualquier punto del esquema y, a partir de él, se ramificarán conceptos que pueden ser de igual, mayor o menor relevancia.

Multidimensional: Tiene la peculiaridad de desarrollarse a causa de un esquema bidimensional o tridimensional y está basado en los principios de un organigrama.

Paisaje: Busca crear un mapa basándonos en un paisaje. Para ello,  toma como punto de inicio un espacio real o bien falso, y organiza la información basándonos en la imagen que se busca conseguir.

¿Cómo se elabora un mapa conceptual?

Para poder realizar un mapa conceptual correctamente, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Seleccionar un tema a estudiar y se debe plantear una pregunta a desarrollar. El mapa conceptual deberá ser capaz de resolver ese cuestionamiento.
  2. Identificar todos los conceptos clave que se relacionan con la pregunta y ordenarlos según la importancia y jerarquía.
  3. Inicia a colocar los conceptos de manera ordenada en tu hoja y revisa constantemente si la estructura jerárquica es la correcta.
  4. Une los conceptos con flechas y en ellas recuerda escribir proposiciones para establecer relaciones entre los conceptos.
  5. Analiza tu mapa conceptual y verifica si tiene sentido lógico y es comprensible.

Ejemplos de mapa conceptual

Te dejamos algunos ejemplos de mapas conceptuales para que puedas crear los tuyos.