Ir al Contenido

Manitol: ¿Qué es y para qué sirve?

Manitol: ¿Qué es y para qué sirve?

Es un edulcorante (sustancia que da sabor dulce) que puede encontrarse en diversos vegetales de forma natural. En el sector médico, el manitol es una solución para perfusión utilizada para reducir la presión intraocular, la presión craneal

Tiene un efecto diurético, al aumentar la orina en el organismo y en ocasiones puede ser sustituto del plasma sanguíneo, siendo más efectivo que las soluciones salinas. Es importante que su aplicación sea por un profesional en un hospital u entorno controlado.

¿Cómo se administra el Manitol?

Vía perfusión (introducción lenta y continua de una sustancia), es importante que la dosis sea la ajustada por el médico comando en cuenta, edad, peso y cuadro clínico. En adultos y adolecentes la dosis recomendada de Manitol al 10% son de 500 a1000ml/día a razón de 40-60 gotas por minuto.

Para reducción de presión (craneal o ocular) son 0,25-0,5 g manitol/kg de peso corporal) en forma de bolo en un período de 10-30 minutos. Si se consume para expulsar sustancias tóxicas por medio de la orina, la dosis tiene que ser valorada por un médico.

Si se usa como diurético primero haga una perfusión de prueba de 0,15 – 0,25 g manitol/kg de peso corporal en forma de bolo en un período de 3-5 minutos. Si en las siguientes 3 horas se alcanza la orina de al menos 40 ml/h, puede administrarse una perfusión continua de 0,15 – 0,3 g de manitol/kg de peso corporal/h.

¿Para quienes está indicado el Manitol?

  • Pacientes con glaucoma
  • Pacientes con problemas en el riñón o retención de líquidos
  • Pacientes que sufran de intoxicación (sustancias que puedan eliminarse por el riñon)

¿Quiénes no pueden usar Manitol?

  • Si es hipersensible a la sustancia
  • Si sufre de Hiperosmolaridad (alta concentración de sales en sangre).
  • Si no puede orinar u orina poco
  • Si sufre insuficiencia cardiaca
  • Si sufre de presión arterial grave
  • Si se encuentra en una deshidratación grave
  • Si sufre de edema pulmonar
  • Si sufre un sangrado activo en el cráneo

Advertencias y precauciones del uso de Manitol

Estas son algunas consideraciones al usar Manitol, recordamos que su correcto uso es a manos de un profesional de la salud.

  • El balance de agua y electrolitos puede variar debido a la sustancia
  • No combine el uso de manitol mientras se administra sangre
  • Si no está orinando, pida monitoreo
  • Los pacientes con fallos cardiacos tienen que estar continuamente monitoreados
  • El manitol puede ocultar o intensificar la falta de líquidos en el organismo.

Efectos secundarios del Manitol

Aunque son poco frecuentes, estos son los efectos secundarios que se tienen registrados:

  • Trastorno de balance hídrico por deshidratación
  • Edema pulmonar
  • Insuficiencia renal aguda
  • Confusión
  • Taquicardia
  • Nausea y vomito
  • Calambres
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Intoxicación hídrica

Uso durante el embarazo y la lactancia

No hay estudio que avale o niegue su uso seguro durante estas etapas, se tiene que valorar su uso de acuerdo a las condiciones y el beneficio de la paciente. Recomendamos visitar al médico.

¿Cuánto cuesta el Manitol?

El Manitol en sus presentaciones de 10% o 20% va desde los $30 a los $400 pesos

¿Dónde puedo comprar Manitol?

Dentro de la república mexicana puede encontrar esta sustancia en farmacias físicas o digitales. Su venta no requiere receta médica. Le recomendamos visitar los sitios de las farmacias y consultar su catálogo:

  • Prixz.com
  • farmaciasguadalajara.com
  • benavides.com.mx
  • sanisidrio.com.mx