Ir al Contenido

Leucemia

¿Qué es la leucemia?

El cáncer es una enfermedad ocasionada por la rápida transformación de células normales en cancerosas, es decir, en células anormales que crecen de forma descontrolada, adquieren tamaños y formas anómalas, destruyen células vecinas y se extienden a otros órganos y tejidos.

¿Qué provoca el cáncer en sangre?

El término leucemia se refiere al tipo de cáncer que afecta a los glóbulos blancos –leucocitos-; células de la sangre encargadas de combatir infecciones.

Cuando un niño padece leucemia, su médula ósea comienza a producir grandes cantidades de glóbulos blancos defectuosos, los cuales reemplazan a las células sanguíneas sanas, dificultando que la sangre cumpla su función de protegerlo contra enfermedades.

A medida que la leucemia avanza, se comienzan a afectar otros tipos de células sanguíneas como los glóbulos rojos – que transportan oxígeno a todo el cuerpo- y las plaquetas -que ayudan a la coagulación-. En consecuencia, el niño puede padecer anemia y problemas de hemorragias.

Tipos de leucemias en niños

Las leucemias se clasifican en agudas –cuando crecen rápidamente- y en crónicas –se desarrollan de forma lenta-. La gran mayoría de las leucemias en niños son agudas.

Tanto las leucemias agudas como las crónicas se subdividen a su vez en linfoblásticas o mieloides.

Las leucemias crónicas son más comunes en adultos; crecen más lentamente pero son más difíciles de curar.
Aproximadamente, 3 de cada 4 casos de leucemia en niños son leucemia linfoblástica aguda (LLA).

Los diferentes tipos de cáncer se pueden comportar de manera muy distinta. Es decir, crecer a diferentes velocidades y responder a distintos tratamientos. Por esta razón, las personas con cáncer necesitan un diagnóstico preciso y un tratamiento específico para el tipo particular de cáncer que padecen.

Causas de la leucemia

En la mayoría de los casos, los cánceres infantiles se desarrollan debido a mutaciones celulares que ocurren al azar o de forma impredecible, por lo que no hay una forma de prevenirlos.

En algunos casos, los niños que padecen afecciones de origen genético, como el Síndrome de Down, tienen mayor riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.
Los niños que han recibido quimioterapia o radioterapia a raíz de un cáncer previo tienen mayor riesgo de padecer otro tipo de cáncer en el futuro.
Síntomas

Cáncer infantil

Los cánceres infantiles muchas veces son difíciles de detectar debido a que algunos de los síntomas característicos también son propios de otras enfermedades –como infecciones-. Por ello, es común que tanto pediatras como padres de familia primero sospechen de otras afecciones propias de la infancia.

Síntomas de la leucemia

Sin embargo, en al menos el 85% de los casos de cáncer infantil se suelen presentar los siguientes síntomas:

Masa abdominal o crecimiento del abdomen
Fiebre prolongada y sin causa aparente
Palidez, cansancio crónico y/o pérdida de peso
Dolores de cabeza persistentes, a menudo acompañados de vómito
Fáacil aparición de moretones y puntos rojos
Sangrado anormal
Pérdida del equilibrio
Cambios en el comportamiento
Una luz blanca en uno o ambos ojos, conocida como Leucocoria
Dolor de huesos y articulaciones
Ganglios linfáticos inflamados
¡Recuerda!

Debido a que los síntomas del cáncer pueden confundirse con síntomas de otra enfermedad es indispensable que, si tu hijo presenta alguno de estos síntomas durante días o varias semanas y sin razón aparente, acudas de inmediato con un oncólogo pediatra.

Tratamiento del cáncer

El tratamiento del cáncer en los niños puede incluir:

Quimioterapia. Uso de medicamentos para matar a las células cancerosas
Radioterapia. Uso de radiaciones para matar a las células cancerosas
Cirugía. Para extirpar los tumores
El oncólogo es el médico capacitado para determinar cuál será el tratamiento indicado, basándose en el tipo de cáncer, su agresividad, lo extendido que está y la edad del niño.

¿Se puede curar la leucemia?

Entre el 60 y 70% de los casos de cáncer infantil son curables, siempre y cuando se detecten un una fase temprana, el niño se someta al tratamiento adecuado y lleve una alimentación balanceada.
Los cánceres más frecuentes en la infancia son leucemia, linfoma y cáncer cerebral.
En México, el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en niños y jóvenes de 5 a 14 años de edad.