Saltar al contenido

Bismuto: ¿Qué es y para qué sirve?

Bismuto: ¿Qué es y para qué sirve?

El Bismuto o Subsalicilato de Bismuto es un medicamento, usado en adultos y niños mayores de 6 años, para el tratamiento de la diarrea, pirosis (acidez estomacal) y malestar estomacal.

Tiene como principal función disminuir el flujo de líquidos y electrolitos hacia las heces, reduce la inflamación dentro de los intestinos y también mata a los microorganismos causantes de la diarrea.

Qué es:El subsalicilato de bismuto es un compuesto altamente insoluble de bismuto trivalente y ácido salicílico.
Para qué sirve:Es usado para el tratamiento de la indigestión, el malestar estomacal, la diarrea y otros malestares temporales del tracto gastrointestinal.​
Cómo se utiliza:En adultos se recomienda administrar de 150 a 500 mg, cada 30 o 60 minutos, hasta un máximo de ocho dosis en 24 horas y no por más de dos días.
Precio:$95.00 MXN

Cabe destacar que, regularmente también es utilizada en combinación con Metronidazol y Tetraciclina para el tratamiento de úlceras gastrointestinales producidas por el Helicobacter pylori (bacteria causante de infecciones en el estómago).

¿Qué precio tiene el Bismuto?

El precio de Bismuto oscila entre los 60 y 120 pesos mexicanos en farmacias de cadena o especializadas, así como en centros comerciales. Sin embargo, recuerde que el costo de este medicamento dependerá del establecimiento, así como de la presentación que adquiera.


¿Dónde comprar Bismuto?

Se puede comprar Bismuto en farmacias minoristas de México, así como en tiendas en línea como Prixz, donde nuestro equipo especializado en salud aceptará sus recetas digitales.

En Prixz manejamos medicamentos de patente y genéricos; hacemos envíos a toda la república. Si desea conocer más detalles descargue la app a través de Google Play o Apple Store.

Presentaciones

El Bismuto puede venir envasado como suspensión líquida, en cápsulas de 150, 300 y 500 mg en cajas de 10 a 20 pastillas, así como en tabletas masticables para ser tomado por vía oral, con o sin alimentos.

En México, también puede ser encontrada en versión genérica o bajo los nombres comerciales de: Pepto-Bismol, Estomaquil y Kaopectate.

Recuerde que, si los síntomas empeoran o si la diarrea se mantiene por más de 48 horas, deberá dejar de tomar este medicamento y consultar inmediatamente a su médico.

Dosis y vía de administración de Bismuto

Vía de administración: Oral.

  • Adultos: De 150 a 500 mg, cada 30 o 60 minutos, hasta un máximo de ocho dosis en 24 horas y no por más de dos días
  • Niños: De 262 mg a 2 g, cada 30 a 60 minutos, hasta un máximo de seis dosis en 24 horas y no por más de dos días

Como adyuvante en la erradicación del Helicobacter pylori (bacteria causante de infecciones en el estómago), el tratamiento debe combinarse con antibióticos durante 14 días.

Importante, siempre consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar Bismuto o Subsalicilato de Bismuto.

Contraindicaciones y advertencias

El Bismuto está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a los componentes de la formulación, tales como: úlceras sangrantes, estados hemorrágicos, disentería aguda, gota y hemofilia.

Asimismo, no debe ser usado para tratar el vómito en niños o adolescentes que padezcan o estén en recuperación de varicela o gripe, ya que éste puede ser un signo temprano de síndrome de Reye (afección grave que provoca confusión, inflamación del cerebro y daño hepático).

Advertencias:

  • Puede causar un oscurecimiento temporal de la lengua y/o de heces
  • Se debe mantener una ingestión adecuada de agua y una dieta apropiada
  • No debe usarse durante el embarazo y lactancia
  • Su uso prolongado o dosis elevada puede ocasionar encefalopatía (síndrome de disfunción cerebral), por ello, se recomienda que el tratamiento no exceda los dos meses

 Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Frecuentes: Zumbidos en los oídos, coloración grisácea de lengua y heces, impacción fecal en niños y en pacientes debilitados
  • Poco frecuentes: Náuseas y/o vómito
  • Raras: Con dosis altas o administración crónica, encefalopatía bismútica (síndrome de disfunción cerebral), estreñimiento intenso e intoxicación por salicilato

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.

 

REFERENCIAS