Ir al Contenido

Beneficios de la clorofila

Sabías que la clorofila es el principal compuesto químico de las plantas? Gracias a ella las plantas pueden llevar a cabo la fotosíntesis y convertir el dióxido de carbono en oxígeno.

Para qué es buena la clorofila

Por si fuera poco, desde hace varios años se han comprobado los beneficios que la clorofila puede aportar a la salud del ser humano si la incluimos en nuestra alimentación.
¡Conócelos!

A qué ayuda la la clorofila

  1. Previene el cáncer. Diversas investigaciones han descubierto que el desarrollo de las células cancerígenas es causado por la acidificación de la sangre. El consumo regular de clorofila puede ayudarnos a prevenir esta enfermedad, pues tiene la capacidad de alcalinizar la sangre. Además, ayuda a disminuir los daños causados por diferentes tipos de radiación.
  2. Aporta oxígeno a la sangre, ayudándonos a oxigenar de forma adecuada todos nuestros órganos, los cuales debido a nuestra mala respiración y la contaminación del medio ambiente no siempre reciben el oxígeno que realmente necesitan.
  3. Al ser un “agente quelante”, la clorofila ayuda a la desintoxicación de ciertos metales pesados que provocan daño celular.
  4. Fortalece el sistema inmunológico al mejorar la flora intestinal.

Además:

  • Mejora la cicatrización
  • Aporta vitaminas A, E y C
  • Elimina el mal aliento, pues neutraliza las bacterias de la boca y estómago
  • Refuerza el funcionamiento del hígado y riñones y mejora su capacidad de desintoxicación
  • Reduce los niveles de colesterol

¿Cómo tomar clorofila?

La clorofila se encuentra en los vegetales verdes, el alga espirulina y el alga chlorella. Sin embargo, actualmente puede adquirirse en presentación líquida en tiendas naturistas.


Para este caso, la recomendación para su consumo es diluir 5 ml de clorofila líquida en 300 ml de agua natural y beber esta porción de una a dos veces por día.

Baja peso con la clorofila

  • El consumo de clorofila también te hará sentir menos inflamado a nivel intestinal