Ir al Contenido

Antipiréticos: ¿Qué son y para qué sirven?

Antipiréticos: ¿Qué son y para qué sirven?

Se conoce como antipirético a todo aquel medicamento que ayudan a disminuir la fiebre.

Los antipiréticos suelen encontrarse acompañado de un analgésico para combatir tanto la fiebre como el dolor, pues poseen ambas propiedades. Estos medicamentos actúan en dos direcciones y son conocidos como analgésicos antipiréticos.

¿Cuáles son los medicamentos antipiréticos?

Los medicamentos antipiréticos más conocidos son:

Ibuprofeno

El ibuprofeno, pertenece a un tipo de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroides, es uno de los medicamentos más utilizados para aliviar dolores o inflamaciones. Su efecto analgésico y antiinflamatorio resulta útil para calmar afeccione como


  • Fiebre
  • Dolores de cabeza
  • Dolores
  • Artritis
  • Cólicos menstruales
  • Molestias del resfriado común
  • Dolores de espalda.

Acetaminofén

También conocido como Paracetamol, el acetaminofén es un medicamento que se utiliza tanto para combatir la fiebre como el dolor. Su uso es muy común en dolores de cabeza leves y los provocados por las molestias de un resfriado común. Sus principales aplicaciones son para:

  • Dolor de estómago en infecciones gastrointestinales.
  • Dolores de cabeza, musculares y articulaciones
  • Dolor de garganta en infecciones respiratorias y otras molestias.
  • Cólicos menstruales.
  • Dolores de muelas.
  • Dolor posterior a cirugías menores.
  • Fiebre viral.
  • Fiebre por reacción a la aplicación de vacunas.

 

Ácido acetilsalicílico

Usualmente conocidos como aspirina, el Ácido acetilsalicílico es un analgésico, antiinflamatorio y antipirético de la familia de los salicilatos. Es de los medicamentos más vendidos a nivel mundial. La aspirina es comúnmente utilizada como:

  • Antiinflamatorio
  • Para disminuir la fiebre
  • Desinflamamante
  • Reduce el dolor

Matamizol

También conocido como metamizol sódico o dipirona, es un fármaco que sirve tanto para atacar dolores muy intensos y para combatir la fiebre, que son ocasionados por diversos padecimientos. Es comúnmente utilizado para aliviar:

  • Dolor severo, crónico o agudo.
  • Dolor de muelas.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor reumático.
  • Dolor posterior a cirugías.
  • Alivia el dolor en presencia de tumores.
  • Dolores durante la menstruación.
  • Dolor por quemaduras.
  • Dolor por contusiones.

¿Qué es mejor para la fiebre paracetamol o metamizol?

El metamizol es un fármaco analgésico no opioide que se suele usar en medicina para tratar el dolor agudo. Sin embargo, el paracetamol se usa regularmente para combatir la fiebre acompañada de dolor, mientras que el ibuprofeno para dolores con base en una inflamación.

¿Qué precio tienen los antipiréticos?

Su costo varía según la presentación, marca y tienda donde se adquiera. El precio de los medicamentos antipiréticos oscila entre los 50 y 100 pesos mexicanos.

¿Dónde comprar antipiréticos?

Sin necesidad de reeeta médica, los medicamentos antipiréticos pueden encontrarse en varias farmacias minoristas en línea como:

  • prixz.com
  • farmaciasanpablo.com.mx
  • yza.mx
  • fahorro.com

Efectos secundarios

Los efectos secundarios de los antipiréticos dependen del medicamento elegido:

Efectos secundarios del acetaminofén son raros si se toma en las dosis adecuadas, sin embargo, se tiene registro de náuseas y salpullido. Las dosis altas de acetaminofén pueden causar daños hepáticos y renales.

Efectos secundarios del ácido acetilsalicílico. Al igual que el acetaminofén, el ácido acetilsalicílico no cuenta con efectos secundarios si se toma de la manera correcta, pero el registro que se tiene de posibles síntomas adversos como: diarrea, picazón, náuseas, erupción cutánea, dolor de estómago.

Los efectos secundarios ibuprofeno suelen ser poco probables, pero se pide poner mucha atención en los siguientes síntomas: diarrea, gases o distensión abdominal, mareo, nerviosism y zumbidos en los oídos.

Efectos secundarios Metamizol, suelen ser leves reacciones anafilácticas como: disnea y síntomas gastrointestinales, así como síntomas cutáneos y mucosas.

Si alguna de estas reacciones no desapareciera o empeorará es recomendable acudir lo más pronto posible al médico.